Juicio Caixa Catalunya

El juez ve indicios de delito en Serra por su ´poder de decisión´

La actuación de los directivos de Caixa Catalunya está siendo investigada por 'administración desleal'

23.10.2013 | 11:54
Narcís Serra.
Narcís Serra.

El juez que investiga los sobresueldos a directivos de Caixa Catalunya cree que hay indicios de la participación de Narcís Serra y Adolf Todó en un delito de administración desleal, dado el "poder de decisión" que ambos tenían sobre la dirección y gestión de la entidad financiera.

Así lo sostiene el titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona, Josep Maria Pijuan, en los autos en los que desestima decretar prisión preventiva para el expresidente de Caixa Catalunya Narcís Serra y el exdirector general Adolf Todó, como solicitaba la acusación popular ejercida por Ausbanc, una decisión que el magistrado ya descartó "in voce" el pasado lunes, tras la declaración de ambos como imputados.

La petición de ingreso en prisión preventiva de ambos directivos planteada por Ausbanc no contó con el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción, que fue quien presentó la denuncia por los sobresueldos, mientras que la acusación popular ejercida por la CUP solo pidió el encarcelamiento provisional de Adolf Todó.

En un auto, el instructor considera que existen indicios de que Narcís Serra pudo participar en el delito de administración desleal por el que está imputado, junto al exdirector general de Caixa Catalunya Adolf Todó y otros 52 miembros del consejo de la administración, por aprobar sobresueldos a exdirectivos con la entidad financiera en plena crisis.

En opinión del juez, dado el estado "incipiente" de la instrucción, los indicios que apuntan a Narcís Serra se desprenden de su condición de presidente de Caixa Catalunya desde el 16 de marzo de 2005 y, posteriormente, de Caixa d'Estalvis de Catalunya, Tarragona y Manresa, tras la fusión de las tres cajas.

"(...) Aun siendo su cargo representativo y no ejecutivo", mantiene el magistrado en su auto, "de su declaración prestada en el día de hoy resultan indicios de que su actuación era propia de quien tiene poder de decisión sobre la dirección y gestión de la entidad".

En el caso de Adolf Todó, el juez cree que los indicios de su participación en el delito que se le imputa se desprenden de su condición de director general de Caixa Catalunya desde el 1 de marzo de 2008, y de consejero delegado de Catalunya Banc desde 14 de junio de 2011, "cargos todos ellos ejecutivos con máximo poder de decisión sobre la dirección y gestión de la entidad".

El instructor considera que la petición de prisión preventiva de Serra y Todó formulada por Ausbanc "carece de todo fundamento, por no ser necesaria ni para evitar la ocultación, alteración o destrucción de las fuentes de prueba relevantes para el enjuiciamiento de los hechos, ni para asegurar la presencia del imputado en el proceso".

En el caso de Todó, el magistrado razona que, desde su cese por decisión del nuevo titular de la entidad, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), no mantiene ninguna vinculación con la misma, por lo que no tiene acceso a documentación que pueda contribuir al esclarecimiento de los hechos.

Asimismo, sostiene el magistrado, no hay motivos para acordar la prisión preventiva de ambos exdirectivos imputados por riesgo de fuga, dado que no hay "indicio alguno que permita razonablemente sospechar" que los imputados vayan a aprovechar su situación de libertad para sustraerse de la acción de la justicia.

En su declaración del pasado lunes como imputados, Serra y Todó defendieron la legalidad los aumentos retributivos a directivos de la entidad, por haber sido avalados por el Banco de España y el FROB y recomendados por informes encargados a consultoras externas, que aconsejaban igualar los salarios a los precios del mercado.

Enlaces recomendados: Premios Cine