Abusos sexuales

Operación policial contra la pornografía infantil en Internet

La Policía ha detenido a 18 personas en varias provicincias por distribuir vídeos de abusos a niños de entre 4 y 6 años

25.10.2013 | 09:45

La Policía Nacional ha detenido a dieciocho personas y ha imputado a otras once por distribuir en internet vídeos de abusos sexuales a niños de entre 4 y 6 años a raíz de varias denuncias formuladas en Murcia, aunque la operación ha sido desarrollada también por agentes de otras veinte provincias.

La investigación se inició gracias a la colaboración ciudadana y los agentes han localizado treinta y ocho conexiones desde las que se habían realizado descargas y distribuido gran cantidad de archivos de pornografía infantil, informa la Policía Nacional.

Se han intervenido ochenta discos duros, siete CPU, diez ordenadores portátiles y cerca de doscientos soportes de almacenamiento en diferentes formatos.

Los denunciantes, usuarios de internet, pusieron en conocimiento de la Policía la existencia de una serie de vídeos que mostraban abusos sexuales de adultos a menores, que circulaban a través de redes de intercambio de archivos en internet.

Estos archivos, junto a otros similares detectados en operaciones anteriores contra la distribución de pornografía, fueron utilizados por agentes especializados para realizar un seguimiento en una conocida red de intercambio que ha permitido localizar 38 conexiones desde las que se descargaba y distribuía gran cantidad de archivos que contenían vídeos de dichos abusos.

Gracias a este rastreo en la red se ha podido identificar y localizar a veintinueve presuntos autores de un delito de tenencia y distribución de pornografía infantil y se han llevado a cabo treinta y ocho registros en los que se ha incautado gran cantidad de material informático que está siendo analizado para determinar la existencia de posibles víctimas y autores de los abusos.

Con pareja o casados

Como resultado de las detenciones se pudo comprobar que una buena parte de los detenidos tenían amplios conocimientos de informática y también que la mayoría de ellos tenían pareja o estaban casados.

Este tipo de operaciones permiten no solo poner a salvo a menores víctimas de abusos en España sino también localizar, identificar y poner a salvo a otras de todo el mundo como consecuencia de la permanente colaboración policial desarrollada a través de Interpol y Europol.

La colaboración ciudadana es cada vez más un elemento clave para detectar la presencia de material pornográfico infantil en internet, según la Policía Nacional, que pide que los receptores de material de este tipo lo comuniquen a denuncias.pornografia.infantil@policia.es.

La Policía recuerda que producir, vender, distribuir, exhibir, ofrecer, poseer y facilitar, por cualquier medio, material pornográfico en cuya elaboración hayan sido utilizados menores de edad es delito.

La experiencia policial internacional en la lucha contra este tipo de delito demuestra que una parte importante de los consumidores de materiales audiovisuales de pornografía infantil termina buscando tener relaciones con un menor de edad.

Es decir, pasa de ser un espectador a un participante activo, convirtiéndose en delincuente sexual.

Por este motivo, los policías expertos en delitos tecnológicos tienen presencia continua en internet, especialmente en las redes P2P, que por su facilidad en el uso aportan al pedófilo una fuente rápida y permanente para consumir pornografía infantil.

La operación ha sido desarrollada por agentes de brigadas de Investigación Tecnológica y de Murcia, Madrid, Barcelona, de la localidad barcelonesa de San Adriá del Besós, Tarragona, Girona, Sevilla, Córdoba, Cádiz, de la ciudad gaditana de Jerez de la Frontera, Zaragoza, Huesca, Castellón, Valencia, Alicante, Vitoria, San Sebastián, Bilbao, Ciudad Real, A Coruña, Málaga, Burgos y Cáceres.

Enlaces recomendados: Premios Cine