NSA

Ambigua advertencia a EEUU por el escándalo de espionaje

Exteriores traslada al embajador norteamericano que el espionaje es "impropio e inaceptable entre socios"

29.10.2013 | 17:30
Ambigua advertencia a EEUU por el escándalo de espionaje

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha advertido a Estados Unidos de que, si se confirman las informaciones que apuntan a un espionaje masivo de los servicio de inteligencia estadounidenses en España, ello podría acarrear "la ruptura del clima de confianza" entre ambos países.

Margallo, de viaje oficial en Polonia, ha dejado claro que por ahora "no tiene constancia oficial" de ese supuesto espionaje a cargo de la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA) que, según "El Mundo", habría interceptado más de 60 millones de llamadas telefónicas en España, sólo entre el 10 de diciembre de 2012 y el 8 de enero de 2013.

La advertencia de Margallo a EEUU se produce el mismo día en que el embajador estadounidense en Madrid, James Costos, ha dado explicaciones sobre el caso al secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, en ausencia del ministro.

En la reunión, celebrada en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores, Costos se ha comprometido a despejar las "dudas" que han podido surgir acerca de ese supuesto espionaje y ha avanzado que mantendrá la "comunicación abierta" hasta que se recopile toda la "información" de las agencias de inteligencia de Estados Unidos.

El Gobierno estadounidense afirmó hoy que mantendrá una comunicación abierta con aliados como España tras divulgarse un supuesto espionaje masivo por agencias de EE.UU. y que continuará los contactos "a través de los canales diplomáticos" para encarar las "preocupaciones" expresadas por Madrid.

"Nuestro embajador (James Costos) se entrevistó hoy con el secretario de Estado para Asuntos Europeos, Íñigo Méndez de Vigo, a petición del Gobierno de España", confirmó Jen Psaki, la portavoz del Departamento de Estado, en su rueda de prensa diaria.

Según Psaki, en esa reunión el embajador estadounidense "subrayó la importancia de mantener comunicaciones abiertas y aseguró a Méndez de Vigo que EE.UU. continuará las conversaciones con aliados como España a través de los canales diplomáticos habituales para encarar las preocupaciones que han expresado".

A pesar de las quejas de países como Brasil o Alemania, el embajador de EEUU ha subrayado que estos "programas de seguridad nacional" han desempeñado "un papel fundamental" en la protección de los ciudadanos de Estados Unidos y también de los "intereses" de sus aliados.

No obstante, ha reconocido que el presidente Barack Obama ya ha ordenado una "revisión interna" para asegurar que la información que se recaba con estos sistemas "no es toda la inteligencia que Estados Unidos es capaz de recoger, sino más bien la inteligencia que debe y tiene que ser recogida".

En la entrevista, que ha durado unos cuarenta minutos, Méndez de Vigo ha trasladado a Costos su "preocupación" por el supuesto espionaje, unas prácticas que, de ser ciertas, serían "impropias e inaceptables entre socios y países amigos".

España ha transmitido al embajador la importancia de preservar el "clima de confianza" que rige en las relaciones bilaterales y ha instado a las autoridades de Estados Unidos a que faciliten toda la información necesaria sobre las supuestas escuchas realizadas en España.

Méndez de Vigo ha abogado por mantener el "necesario equilibrio" entre la seguridad y la defensa de la privacidad e intimidad de las comunicaciones, "tal como recoge claramente la legislación española".

Una preocupación que dice compartir también el embajador de EEUU, que ha apostado por equilibrar el papel que estos programas de espionaje desempeñan en la protección de su seguridad nacional y la de sus aliados "con los problemas de privacidad legítimamente planteados".

"Vamos a seguir trabajando en estrecha colaboración con España en una gran variedad de temas para proteger la seguridad colectiva de nuestros dos países y de los ciudadanos estadounidenses y españoles", ha remarcado.

Entretanto, las fuerzas políticas han mostrado también su preocupación por este episodio que, en algunos casos, han trasladado ya a iniciativas parlamentarias.

La dirección del PSOE está en "permanente contacto" con el Gobierno para participar de la información que está recabando sobre el supuesto espionaje de Estados Unidos a España y, en función de la misma, decidir su posición, según ha avanzado su secretario de Organización, Óscar López.

Por su parte, UPyD ha preguntado al Gobierno si va a dar instrucciones a la Fiscalía General del Estado para que investigue un posible delito de escuchas ilegales por parte de EEUU.

La formación que lidera Rosa Díez ha pedido también la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ante la Comisión Constitucional del Congreso, para que dé explicaciones sobre el caso.

Desde IU, el eurodiputado Willy Meyer ha tachado de "criminal" el espionaje de Estados Unidos y ha considerado que la respuesta del Gobierno es "más típica de una relación colonial que de un estado de derecho".

Meyer ha criticado duramente el tono "flojo y de total subordinación" del Ejecutivo que, a su juicio, demuestra el "seguidismo y la falta de dignidad" del Gobierno español frente a EEUU.

Enlaces recomendados: Premios Cine