Cataluña

PSOE y PSC, divididos en el Congreso por la consulta

El Congreso aprueba una moción de UPyD que proclama que el "derecho a decidir" es de todo el pueblo español

30.10.2013 | 08:01

El pleno del Congreso ha aprobado este martes una moción de UPyD con el apoyo del PP y del PSOE y la abstención del PSC que proclama que el "derecho a decidir" es de todo el pueblo español y que "bajo ningún concepto" una parte de la ciudadanía puede decidir sobre la organización territorial del Estado.

La iniciativa ha provocado la división en el grupo socialista, ya que los diputados del PSC han roto la disciplina de voto y han decidido abstenerse tras un intenso debate interno.

Se trata de la segunda vez en ocho meses en la que el PSC se salta la disciplina de voto del grupo y en las dos ocasiones ha sido por iniciativas relacionadas con el derecho a decidir; en la anterior vez, se generó una crisis de tal envergadura que se multiplicaron las voces en las filas del PSOE que reclamaron una ruptura entre ambos partidos.

En aquella ocasión, los diputados díscolos fueron multados con la mayor sanción que recoge el reglamento interno del grupo, de 600 euros, aunque esta vez el castigo podría ser inferior porque los parlamentarios del PSC solamente se han abstenido.

Rosa Díez había traído esta iniciativa al pleno porque, según ha dicho, es necesario que desde el Congreso se dejen "las cosas claras" ante tanta "confusión" y frente a la "falacia" que supone la pretensión de una consulta en Cataluña, y hay que proclamar que el futuro de España se decide "entre todos".

"Ninguna autoridad pública, ninguna", ni ningún poder político en un territorio puede "privar" -con iniciativas como la consulta- de un derecho que es de todos los españoles, ha advertido Díez.

Y ha puesto énfasis en la parte de la moción que señala que el pueblo español es "el único" que puede ejercer "por los cauces legalmente establecidos -y esto no es menor, ha apostillado- el derecho a decidir sobre la unidad de la nación y los derechos del conjunto de los ciudadanos".

Por eso, ha añadido, la pretensión de una consulta soberanista en Cataluña es "inconstitucional" porque va en contra de ese derecho del conjunto de los ciudadanos que recoge la Carta Magna.

En su intervención, el socialista Ignacio Sánchez Amor ha advertido a Díez de que "el mundo no se divide entre los buenos y los nacionalistas. Ningún artículo de la Constitución dice eso".

Además ha asegurado que su partido defiende "siempre" tanto "la letra" como "el espíritu" de la Constitución, y así lo hará hasta que los partidos se pongan de acuerdo en reformarla y ha subrayado que el PSOE está en contra del derecho a decidir y de autodeterminación catalán.

Sánchez Amor ha señalado que los socialistas, frente al "inmovilismo paralizador" de algunos partidos y la "ruptura insensata" de otros, abogan por una reforma de la Constitución que avance hacia un Estado federal, como han señalado en la enmienda presentada que UPyD no ha aceptado.

Y se ha dirigido a la bancada de su propio grupo, el socialista, para pedir que no conviertan el "llamado problema de España" en una "coartada o camuflaje" de los problemas de los españoles.

Desde el PP, su diputada del PP María Ángeles Esteller ha puesto en valor la necesidad de "reafirmar la Constitución asumida por todos los españoles" y ha insistido en que "no existe el derecho a decidir sobre una parte de España". Reconocer eso, ha dicho, sería "ceder a las tesis independentistas".

Rechazo nacionalista

Los partidos nacionalistas y la Izquierda Plural han reprochado duramente a la portavoz de UPyD su iniciativa, y han defendido el derecho de autodeterminación para todos los pueblos, incluida Cataluña.

En esta línea, Alfred Bosch, de ERC, ha señalado lo que "no existe en ninguna parte, ni en la Constitución" española, es que "los pueblos vecinos impidan que otro sea nacionalmente libre".

Y ha negado que la pretensión soberanista sea una "falacia" o un "invento de laboratorio" de los políticos "usando al pueblo". Al contrario, "es el pueblo de Cataluña va por delante y está mandando a sus líderes" seguir este camino.

"En Cataluña lo que hay es un tsunami democrático. Alegre, pacífico, esperanzado. Es el pueblo quien manda", ha asegurado.

Mientras, Jordi Jané, de CiU, ha asegurado que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, defiende el "diálogo y la negociación" y el "respeto a los marcos legales".

Una consulta que en su opinión "no es inconstitucional" y así lo sugieren grandes juristas, y ha insistido en que el Parlament quiere trasladar su petición a las Cortes Generales para celebrarla "de forma legal".

Especialmente crítico ha estado Aitor Esteban, del PNV, que ha acusado a Rosa Díez de pretender conseguir "un puñado de votos" con su "populismo rancio" y con aseveraciones que "recuerdan al nodo".

Enlaces recomendados: Premios Cine