Asesinato

Sitúan a Alfonso Basterra con Asunta la tarde del crimen

El juez Vázquez Taín retoma los interrogatorios a los testigos - Rosario Porto se querellará contra su psiquiatra

08.01.2014 | 12:18

Tres meses y medio después del asesinato de la pequeña Asunta Basterra Porto, la niña de 12 años cuyo cuerpo apareció en una pista forestal de Teo, y con sus padres en prisión provisional imputados por el crimen, dos testigos afirman haber visto a Alfonso Basterra con su hija la tarde en que murió. Una pareja que iba de compras el 21 de septiembre asegura que le vieron con la niña minutos después de las 18.15 horas en la calle República del Salvador, muy cerca del domicilio de Basterra en Santiago, lo que desmontaría su versión de que no salió de su casa la tarde del crimen desde que se marcharon Rosario y la niña que comieron con él.

El juez instructor, José Antonio Vázquez Taín retomará hoy las declaraciones de testigos. Así, por videoconferencia desde Madrid familiares del hombre cuyo semen apareció en la camiseta de la menor y que ya declaró el pasado día 12 en condición de imputado. En concreto, serían su pareja y sus suegros. También dos trabajadores de El Corte Inglés donde el día del crimen habría acudido este hombre, de nacionalidad colombiana y residente en Madrid, para recoger su traje de boda.

El juez tramita el volcado de datos del ordenador portátil y el segundo teléfono móvil del padre de Asunta que recuperó la Guardia Civil en el tercer registro de su domicilio y se investiga si tuvo colaboración de alguien para colocarlo allí, ya que en las anteriores ocasiones no estaba. Al ser un caso con jurado popular el magistrado debe oír a las partes antes de autorizar la inspección de ambos dispositivos.

Por su parte, José María Basterra, el tío paterno de Asunta que residió en el piso de su hermano con autorización judicial para visitarlo en prisión, afirmó este martes en Telecinco que el portátil estuvo siempre "en medio del salón" y "a la vista" . "Por supuesto no llegué a tocarlo", apostilló.

En su opinión, en el tercer registro de la vivienda "el juez, evidentemente, tenía cara de perro... Es que ya la Guardia Civil tiene que levantar la cabeza y ver una mesa y si no sabe de quién es el ordenador, preguntar..." José María Basterra no cree que la Guardia Civil encuentre información comprometida en el portátil: "Estoy convencido de que absolutamente nada, tonterías de un hombre divorciado o soltero. Cosas de trabajo y poco más."

El tío de Asunta sostiene que si él supiera algo no se iba a callar y critica al entorno de la "parejita", en alusión a Rosario y a su hermano Alfonso. Se pregunta cómo ni profesionales de la medicina ni profesores vieron nunca nada: "Esos tienen que pedir perdón".

A la espera de que se ordene la búsqueda de huellas y el rastreo del ordenador y el teléfono de Alfonso Basterra, la Guardia Civil ultima la presentación de una querella ante la Fiscalía contra el abogado de Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, por "poner en duda" su profesionalidad en relación con la investigación del crimen de Asunta. la querella se refiere a las declaraciones realizadas por el letrado en relación con la actuación de la Guardia Civil en este caso. En concreto, incluirán los comentarios realizados por el letrado ante los medios de comunicación, pero, en particular, tras la declaración de un testigo que dijo haber visto a Asunta Basterra Porto a una hora en que la niña estaría ya muerta, así como la de tres policías nacionales.

No será la única querella que se presente en la instrucción de este asesinato. Rosario Porto se querellará también contra el psiquiatra que la atendió en 2009, el doctor Narciso Carrero, por las declaraciones que hizo sobre ella tras su detención e imputación. Su letrado confirmó ayer que formalizará la querella después de que fracasase el acto de conciliación celebrado el pasado martes. En declaraciones a Europa Press, el doctor Carrero aseguró que Rosario Porto no debía haber sido "dada de alta" cuando ingresó ese año porque consideraba que "no estaba bien". La junta directiva del Colegio de Médicos de A Coruña (COMC) acordó abrirle un expediente disciplinario porque desveló datos clínicos de una de sus pacientes.

El abogado de Porto no les da credibilidad

El abogado que defiende a Rosario Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, ha indicado que tiene que "analizar" la aparición de posibles testigos que dicen haber visto al padre de Asunta, Alfonso Basterra, con la niña en la tarde en que falleció la menor, pero dice que por lo que le consta el horario "sería incompatible con las cámaras del Parlamento".

En declaraciones a los medios a la entrada de los juzgados de Santiago, a donde ha acudido para presenciar las declaraciones por videoconferencia desde Madrid de personas del entorno del hombre cuyo perfil genético apareció en la camiseta de la niña, Aranguren ha indicado que "primero tiene que leer" las declaraciones de estos testimonios posibles, como publican varios medios de comunicación, con "detenimiento".

En cuanto a las declaraciones de este miércoles, que se harán desde los juzgados madrileños de Navalcarnero, Aranguren ha indicado que, "existiendo un dato objetivo que es un desmentido de los biólogos de la Guardia Civil de que no hay contaminación", asegura que "no ve" por qué "ha de creerse a gente de su entorno, que además no dan explicaciones muy convincentes sobre horarios, fechas y demás".

Aranguren, que afirmó que la querella de Porto contra un psiquiatra que la asistió "continúa adelante" y la presentará este mismo miércoles porque ha habido "un delito de revelación de secretos clarísimo", por las declaraciones realizadas por el profesional a medios sobre su cliente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine