Sesión plenaria

El Congreso votará el nuevo rescate de la UE a Grecia

Rajoy anuncia que someterá a votación la nueva ayuda - España debería aportar 10.000 millones a este plan

15.07.2015 | 17:35
Rajoy someterá a votación la aportación española al tercer rescate griego
Play
El Congreso votará el nuevo rescate de la UE a Grecia

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy que, pese a que en España no es obligatorio hacerlo, él someterá a debate y votación en el Congreso el nuevo rescate solicitado por Grecia a la Unión Europea.

Rajoy ha avanzado esta intención en su comparecencia ante el pleno del Congreso para informar de las conclusiones del último Consejo Europeo y en la que ha reiterado el total apoyo del Gobierno a ese tercer rescate siempre que el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, se comprometa a cumplir sus compromisos.

De acuerdo con sus leyes respectivas, sólo seis países de la UE están obligados a votar en sus respectivos parlamentos el nuevo acuerdo con Grecia (Alemania, Finlandia, Austria, Holanda, Estonia y Eslovaquia), pero Rajoy pretende que también haya una posición al respecto por parte del Congreso.

Una decisión que ha defendido por el hecho de que son muchos los recursos que se reclama que garanticen los contribuyentes españoles.

Pleno en agosto

La votación en el Congreso se hará en un pleno extraordinario que previsiblemente se convocará durante la primera quincena de agosto. Ha sido el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien, en declaraciones a los periodistas en los pasillos de la Cámara, ha explicado el procedimiento previsto por el Ejecutivo para ese debate y votación.

De Guindos ha concretado que no será en comisión, sino en sesión plenaria, donde se lleve a cabo ese debate. El ministro ha expuesto que el Gobierno espera que la reunión del Eurogrupo para la aprobación definitiva del tercer rescate de Grecia se celebre a mediados de agosto y, previsiblemente, no antes de los días 12 ó 13.

Antes de esa reunión el Gobierno solicitará al Congreso la convocatoria de un pleno para debatir en esa sesión sobre toda la documentación del rescate y sobre la posición del Ejecutivo al respecto.

Por lo tanto, ha insistido en que aún no hay fecha fija para ese pleno, pero ha descartado que se pueda celebrar en julio, y ha reiterado que él llevará la posición del Parlamento español a la reunión del Eurogrupo que dará luz verde al nuevo programa para Grecia.

Para cuando se celebre ese debate en el Congreso habrá ya mucha más información sobre la aportación definitiva de España al nuevo rescate de Grecia, que se prevé que sea en torno a un 12 por ciento del total que se decida, ha explicado.

"Es un acto de transparencia en el que los diferentes grupos van a poder expresar tanto su opinión no sólo sobre la concesión o no del crédito, sino también sobre su condicionalidad", ha añadido el ministro de Economía.

Cambio de actitud de De Guindos

En su intervención en el Congreso, Rajoy ha constatado el "cambio radical" en la actitud de Tsipras tras una estrategia negociadora en los últimos meses que ha dicho que es "difícil de calificar".

Ha lamentado la incertidumbre a la que ha sometido el Gobierno de Syriza a los ciudadanos griegos y el "corralito" que les ha impuesto y ha recalcado que de lo que se trata es de recuperar la confianza perdida de las instituciones europeas y los socios de la UE en Grecia.

"El más perjudicado ha sido el pueblo griego. Ahora creo que es el momento de que el Gobierno de Grecia muestre sensatez y responsabilidad", ha añadido Rajoy, quien ha subrayado que, pese a haberse tenido que vivir "esta triste historia", al final puede acabar mejor de lo que se podía imaginar hace poco.

Rajoy ha vuelto a recordar el deterioro de la situación económica en Grecia desde la victoria de Syriza y ha criticado la decisión de Tsipras de convocar un referéndum sin que, a su juicio, siga sin estar muy clara cuál era la cuestión que se planteaba a los ciudadanos griegos.

Tras describir el desarrollo de las negociaciones con Grecia en los últimos meses, ha destacado que el acuerdo "sólido y duradero" previsto descarta por completo quitas nominales en la deuda y ha advertido de que queda poco tiempo para que se concrete.

Algo que cree que no será producto de una situación "milagrosa", sino que será consecuencia de la "recuperación de la sensatez y del reconocimiento (por Tsipras) de la realidad más evidente".

"Será difícil volver a los niveles de confianza perdidos, pero se puede conseguir", ha proclamado Rajoy antes de mostrarse convencido de que el euro saldrá fortalecido de esta prueba.

El presidente del Gobierno ha hecho un repaso de otros asuntos tratados en el último Consejo Europeo, como la búsqueda de una posición común de la UE en materia de inmigración ilegal, y ha señalado que Europa debe evitar que se repitan tragedias en el Mediterráneo como las que se han vivido en los últimos meses.

Y para lograr esa política común, ha explicado que los líderes de la UE están de acuerdo en que el modelo que debe seguirse es el que ha puesto en marcha España con los países origen y tránsito de la inmigración ilegal que llegaba a sus costas.

"Siempre se podrá contar con la implicación y el apoyo de España para frenar, con carácter de urgencia, esta intolerable sangría humana", es el mensaje que ha dicho que trasladó en esa cumbre.

España deberá aportar algo más de 10.000 millones de euros en avales en caso de que finalmente el montante del nuevo programa de asistencia para Grecia alcance los 86.000 millones de euros, según los cálculos en función de la participación española en el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEdE).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine