Debate soberanista

La CUP exige a JxSí declarar la secesión en 18 meses

La formación plantea sus condiciones para la investidura, que incluyen medidas "sociales" como eliminar peajes

13.11.2015 | 13:15
Antonio Baños y Anna Gabriel.

La CUP ha hecho públicas las bases "mínimas" para poder alcanzar un acuerdo con Junts pel Sí (JxSí) que permita desbloquear la investidura del nuevo presidente catalán, un documento de 50 páginas titulado "I ara què? Fil a l'agulla" (¿Y ahora qué? Manos a la obra). El contenido se resume en tres ejes: independencia, pobreza cero y basta de corrupción.

La CUP piensa editar 50.000 ejemplares de este documento, en el que explica los planteamientos que está poniendo sobre la mesa de negociación con JxS y que hasta ahora no han permitido alcanzar un acuerdo para proclamar president a Artur Mas, que ha vuelto a ver rechazada su investidura en el Parlament.

El documento despliega las condiciones que la izquierda anticapitalista plantea en tres ámbitos: "ruptura democrática" a través de una hoja de ruta hacia la independencia, "plan de choque de emergencia y urgencia social" y "proceso constituyente popular y no elitista".

La declaración de inicio del proceso hacia la independencia, aprobada por el Parlament el pasado lunes, es considerada como un "punto de partida hacia la república" catalana, pero apuesta por declarar la independencia en 18 meses, y garantiza que no contempla unas elecciones anticipadas ni como "hipótesis".

En el escrito se desgrana su interpretación de los resultados de las elecciones catalanas en las que consideran que no se ganó el plebiscito del modo en el que ellos querían -en votos y escaños-, pero que "la legitimidad para proseguir el camino hacia la libertad política y la justicia social es indiscutible".

Consideran coherente con el resultado obtenido el impulso de la resolución independentista que el lunes aprobó el Parlament, porque no creen que sea una declaración unilateral de independencia (DUI) encubierta, sino "un acto mínimo necesario de soberanía".

Para la CUP la ruptura democrática es obedecer a la propia legitimidad y legalidad catalana, un reclamo que comporta explícitamente desobedecer las imposiciones del Estado que "proscribe urnas, niega derechos y ahoga futuros".

Por eso destacan la importancia de prescindir de leyes como las denominadas 'ley Wert' y 'ley mordaza', y subrayan que la resolución independentista es la antesala de leyes como la de Seguridad Social y la de Hacienda propia que se confeccionaran "en los próximos meses".

Tras los resultados, explica el texto, iniciaron las conversaciones con JxSí sobre la base de tres ejes: la ruptura democrática que incluye la hoja de ruta hacia la independencia; el plan de choque de emergencia social y proceso constituyente.

"Plan de choque social"

El plan de choque social incluye 39 medidas "para la mejora de las condiciones de vida", como 240.000 becas comedor o la gratuidad del transporte público para desempleados, eliminación de peajes y la paralización de 14 procesos de "privatización" de hospitales, escuelas, patrimonio público, servicio de agua y otros ámbitos.

En el bloque del proceso constituyente, la CUP plantea que los ciudadanos puedan participar directamente en la redacción de una Constitución catalana y exige "voluntad política" para combatir la corrupción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine