Lucha contra el crimen

En el búnker del análisis de la Guardia Civil

Los 200 agentes que integran la unidad de élite de la Policía Judicial de la Benemérita abren una media de 16 operaciones al día

07.08.2016 | 22:21
Dosieres sobre la mesa en la sede central de la UTPJ de la Guardia Civil.

La UTPJ llevó a cabo 5.000 operaciones, entre ellas la Taula que afecta al PP valenciano

Cada día, la Guardia Civil abre una media de dieciséis operaciones. Casi todas ellas pasan por el búnker del instituto armado, por el análisis criminal de 200 agentes que las escudriñan en busca de conexiones con otras investigaciones y que cruzan datos con un solo objetivo: atrapar al delincuente. El año pasado, los investigadores de la Guardia Civil pusieron en marcha 5.000 operaciones, la mayoría de ellas relacionadas con delitos contra la propiedad, contra las personas y el tráfico de drogas.

La operación Taula contra una supuesta red de amaños de contratos y que se ha extendido al PP valenciano, y la Frontino, que investiga irregularidades en la contratación de obras con la empresa pública Acuamed, han sido quizás las más mediáticas de las abiertas este año. Pero hasta la Unidad Técnica de Policía Judicial (UTPJ) de la Guardia Civil, ese búnker del análisis criminal, han llegado muchas otras, como la que permitió desarticular una red que estafaba a aseguradoras con abortos provocados, la que cortó el negocio de tráfico de armas y drogas entre Holanda, España y Portugal, o la que acabó con una banda de albaneses que robó en 50 chalés de lujo.

Formación específica

Antonio Cortés es el coronel que dirige esta unidad, integrada por 198 guardias civiles, de los cuales 145 son especialistas en Policía Judicial, hombres y mujeres con una amplia experiencia en la calle, con un «gran olfato» policial y formación específica en las diferentes tipologías de delitos. Dividida en tres áreas, la primera de ellas es el departamento de análisis criminal. A él llegan los primeros datos de cualquier delito que se cometa en la demarcación de la Guardia Civil y en él se gestionan, se cruzan con otros hechos delictivos, se busca la conexión con otras operaciones y se detecta si tiene alguna vinculación internacional.

En esta área se coordina la actuación cuando varias unidades coinciden en la investigación e, incluso, otras fuerzas de seguridad implicadas en las pesquisas, y se gestiona la ayuda y refuerzo que pueda necesitar la comandancia que ha abierto el caso. Y en un buen número de operaciones la conexión internacional es evidente, por lo que la coordinación con las policías de otros países o con agencias internacionales, como Europol, Interpol, la DEA o el FBI, es otra de las funciones de la unidad. Además, es permanente el contacto con organismos nacionales como la fiscalía antidroga, la agencia antidopaje, la del medicamento y otras con las que existe un enlace directo desde la UTPJ.

Como la gran mayoría de las investigaciones de la Guardia Civil pasan por este búnker, otro departamento de apoyo técnico y estratégico se encarga de estudios sobre la incidencia delictiva. Elaboran los denominados dardos, es decir, documentos de análisis de riesgo de difusión operativa que radiografían una modalidad delictiva y que son distribuidos a las unidades operativas de la Guardia Civil y a entidades como el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco), la Fiscalía, la judicatura, oficiales de enlace e, incluso, a otros cuerpos para que les sirvan en su trabajo. Informes que van desde la delincuencia china, hasta la explotación laboral, los incendios provocados, la sustracción de cobre o los robos en cajeros con gas explosivo. En ellos, se describe el modus operandi y las peculiaridades de las bandas que se afanan en esos delitos.

Y con toda esa información que la UTPJ recoge de la actividad operativa de los investigadores, puede concluirse que el número de delitos está bajando en España, que los lugares con mayor incidencia delincuencial son la Comunitat Valenciana, Madrid, Sevilla y las Islas Baleares y que los países con los que se tiene más contacto para colaborar en las pesquisas son Marruecos, Francia, Italia, EE UU, el Reino Unido y Portugal.

La «joya de la corona»

Una de las joyas de la corona de la Unidad Técnica es la Sección de Análisis del Comportamiento Delictivo, que presta apoyo en todo el territorio con la presencia de psicólogos especializados para apoyar en los casos más complejos y, sobre todo, en los que están involucradas víctimas vulnerables, como menores de 7 años o discapacitados. Intervienen también en grandes catástrofes „el accidente del Spanair es un ejemplo„para ayudar en las indagatorias y son los encargados de determinar el perfil criminológico del sospechosos y el psicosocial de las víctimas.

Cursos especializados de formación, como el reciente sobre delitos de odio con la participación de entidades de todas las partes implicadas, y la coordinación de operaciones que se desarrollan de forma simultánea en Europa o a nivel mundial, como la Opson contra el fraude alimentario o la Pangea contra el tráfico ilícito de medicamentos, completan la actividad de la UTPJ.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine