"Intentar el diálogo en Venezuela es una tarea de alto riesgo pero merece la pena"

22.08.2016 | 05:00

La Unión Europea baraja nombrarlo enviado especial para Venezuela y, por otro lado, la oposición venezolana le acusa de favorecer el intento de Maduro de ganar tiempo para aplazar la celebración del referéndum revocatorio. ¿Cree que al final se podrá solucionar la crisis en Venezuela? 
La oposición es plural y hay diferentes opiniones. En muchas ocasiones los acompañantes o facilitadores es normal que reciban críticas. Procuramos mantener la objetividad. La tarea que tenemos es hacer un proceso de diálogo para la paz. He dicho muchas veces que nuestra tarea en Venezuela es hacer un proceso preventivo de paz en un país con muchos problemas, con un gran antagonismo político y social y la única alternativa es el diálogo. Dije que era una tarea larga, dura y difícil. Llevamos desde junio en esta tarea y tengo confianza en que podamos realizar avances en este próximo trimestre. El pueblo y la democracia venezolanas y Latinoamérica lo necesitan. En los dos últimos meses casi he pasado más tiempo en Caracas que en Madrid y me encontrado muchos canarios y familias de venezolanos cuyos padres son canarios y siempre me han transmitido la necesidad de que haya un diálogo y se superen tantas dificultades que tiene un gran país.

El expresidente Felipe González discrepa con su estrategia en Venezuela, fundamentalmente, en el revocatorio a Maduro y la libertad de los presos políticos. ¿Cómo le sientan las opiniones de su compañero al respecto?
Felipe González ha expresado alguna opinión que venía expresando desde hace tiempo sobre el tema del revocatorio, que es muy complicado, y sobre la situación de Leopoldo López. Tenemos que distinguir la posición y la tarea de un facilitador que debe procurar el equilibrio y ser muy prudente en sus manifestaciones públicas porque a la postre tiene que ganarse la confianza tanto del Gobierno como de la oposición en el seno de Unasur. La opinión de Felipe González está en otra posición. Intentar el diálogo en Venezuela es una tarea de altísimo riesgo pero los valores de la convivencia y la paz que hay en juego son tan importantes que merece la pena comprometerse.Después de años en la vida pública he aprendido que las cosas se hacen más para que sean que para que te las reconozcan.

¿Se equivocó David Cameron al convocar el referéndum del «brexit»?
Descreo de los referéndum. Creo que es un instrumento muy arriesgado porque divide a la población, a veces de una forma un poco artificial entre el sí y el no. La democracia, como todas las cosas que son fruto de un proceso de debate, diálogo y búsqueda del entendimiento social, es algo más que sí o no. El otro problema es que como los resultados suelen ser bastante ajustados, quien pierde está esperando volver a ganar. No me gustó el referéndum de Gran Bretaña. Para mi generación la unidad europea es uno de los grandes anhelos y sin Gran Bretaña la Unión Europea no es la Unión Europea. Mi deseo es que en algún momento puedan volver.

¿Cómo es la vida de un expresidente?
Ahora está muy condicionada por mi tarea de facilitador en Venezuela y junto a eso tengo otra actividad de conferencias, debates, mesas redondas. Pero mi preocupación esencial es el diálogo y la paz en Venezuela.

¿Echa de menos su vida como presidente del Gobierno?
Hay que estar muy preparado para saber que no se puede echar de menos. No la echo de menos. Sigo estando extraordinariamente agradecido a los ciudadanos porque durante ocho años gracias a su voto fue presidente del Gobierno, una experiencia que me llena de orgullo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine