Comunidad Valenciana

Ximo Puig: ''El problema catalán desdibuja el problema territorial de España''

El president valenciano afirma que entre independentismo y centralismo existe el federalismo

22.07.2017 | 11:12
Puig, durante su intervención

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha dicho que, aparte de la cuestión catalana, existe "un problema territorial en España" por las "asimetrías profundas" que hay respecto a la financiación y las inversiones, pero que la situación de Cataluña "desdibuja" el conjunto.

Durante "Los Desayunos de EFE en el Colegio de Abogados de Valencia", Puig ha señalado además que el Gobierno de España "no tiene voluntad de entender realmente el problema valenciano", y le ha reclamado "mayor lealtad" después de que haya llevado al Tribunal Constitucional iniciativas del Ejecutivo valenciano.

El president ha señalado que es necesario proceder a un proceso de "descentralización" de las instituciones del Estado y que se reconozca "la España real", que no es la que creen las "elites centralistas", así como caminar hacia una España federal desde la unidad de los territorios.

"Entre el independentismo y el centralismo hay un espacio muy importante, que es el federalismo" y es como "funcionan bien" los países de nuestro entorno que tienen características semejantes", ha afirmado Puig.

Por ello, ha insistido en que el problema territorial de España no puede concentrarse solo en la relación con Cataluña, sino con el conjunto de las autonomías, y no puede haber "ningún trato de favor" hacia ninguna.

Puig ha resaltado que "tiene que haber un diálogo con Cataluña, obviamente", porque la solución "no es no hacer nada" ni poner "ninguna alternativa sobre la mesa", estrategia que ha reprochado al Gobierno de Mariano Rajoy, porque eso ha generado "mayor desafección".

En su opinión, es necesario que "muevan ficha" tanto el Gobierno como los partidos españoles.

Ha alertado además de que "todo lo que sea erosionar" la financiación de las autonomías es "erosionar el Estado del bienestar", pues las comunidades autónomas son las que más han sufrido con la crisis y las que han tenido que "mantener a duras penas" ese Estado de bienestar.

Para el president, una quita de la deuda debe estar vinculada a la infrafinanciación y no plantearse de manera bilateral, sino de forma multilateral y que "desde luego" afecte a todas las comunidades autónomas.

En su opinión, "se empieza a ver" fuera de su tierra el problema valenciano, y después de dos años ya nadie duda de que esta región está "mal financiada", aunque esta visibilización culminará en una gran manifestación que están impulsando sindicatos y empresarios en en torno al 9 de octubre, día de la Comunitat Valenciana.

Mejorar relaciones

Respecto a la relación del Gobierno valenciano con el Ejecutivo estatal, ha indicado que le gustaría que fuera "muchísimo más fructífera", pues la actual es "cortés" y "amable", pero produce "pocos frutos".

Puig ha calificado de actuaciones "absolutamente innecesarias" los recursos del Gobierno central a medidas del ejecutivo valenciano como la eliminación del copago farmacéutico a los pensionistas, o el "constreñimiento" a la reposición de personal público, cuando esta comunidad es la que "menos empleados públicos tiene por habitante".

Además, ha lamentado que aún no se haya producido la entrevista que tiene pendiente desde hace meses con el presidente del Gobierno, pues aunque entiende que "su agenda tiene muchos problemas, es necesario que se entienda la realidad autonómica".

El president ha aseverado que en los dos años que quedan hasta las próximas elecciones autonómicas no va a generar un "ambiente preelectoral", pues han tenido "muy poco tiempo para "levantar las hipotecas recibidas" y necesitan "agotar los plazos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine