Caso Gürtel

Los momentos más tensos de la declaración de Rajoy

El presidente del Gobierno y el abogado de la acusación ADADE han mantenido varios rifirrafes dialécticos

26.07.2017 | 18:09

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha reiterado hoy durante su declaración en el juicio de Gürtel que él no se encargaba de los asuntos económicos del partido, hasta el punto que ha dicho al abogado de Adade: "No sé si se ha confundido de testigo".

La respuesta que ha dado el presidente durante su testifical ha molestado al letrado Manuel Benítez de Lugo y ha motivado que el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, apercibiese al testigo.

Benítez de Lugo, abogado de la acusación popular Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), ha preguntado en numerosas ocasiones a Rajoy sobre asuntos concretos de la relación del presunto jefe de la trama Gürtel, Francisco Correa, y el PP.

En todo momento, el testigo ha dicho desconocer esas cuestiones, pues él se dedicaba a la dirección política, no a la económica, y cuando se le ha preguntado por las supuestas entregas de dinero de Correa en la sede del PP- ha respondido: "No sé si se ha equivocado de testigo".

El presidente del tribunal ha apercibido al testigo, en tanto que el letrado Benítez de Lugo ha considerado "impertinente" la respuesta. "Yo creo que confunde su papel aquí", ha lamentado el abogado, ante lo que el presidente del tribunal ha zanjado: "¡señor letrado!".

Ha sido uno de los momentos más tensos de la declaración de Rajoy a preguntas de Benítez de Lugo, quien se ha quejado de una respuesta "muy gallega" cuando Rajoy le ha explicado que un viaje a Canarias lo pagó el PP "hasta donde yo sé".

"La respuesta debe ser muy gallega, porque no puede ser riojana", le ha respondido Rajoy.

El cruce de preguntas y respuestas ha deparado otros momentos llamativos, como cuando Rajoy, interpelado por los papeles de Bárcenas, le ha espetado: "Se lo voy a explicar y estoy seguro de que lo va a entender".
"Recibo miles de cartas cada día", le ha dicho al interesarse por una supuesta carta que le envió el acusado Álvaro Pérez, el "bigotes".

Y cuando le ha preguntado por su conocimiento sobre los asuntos que la red Gürtel tenía en Arganda del Rey o Majadahonda que se trataron en una reunión entre Esperanza Aguirre y Luis Bárcenas, ha indicado que las decisiones las debía tomar quien entonces presidía el PP de Madrid.

"Sería absurdo que el presidente del PP tuviera que tomar decisiones sobre más de 8.000 municipios", le ha explicado.

Polémica con el presidente del tribunal

El presidente del tribunal que juzga la trama Gürtel, el magistrado Ángel Hurtado, ha sido también protagonista d ela sesión al rechazar más de una decena de preguntas formuladas por el letrado de la acusación popular ejercida por ADADE, al considerarlas impertinentes y fuera del objeto de debate del juicio, lo que ha provocado las continuas protestas del abogado.

Incluso en una de las preguntas, ("¿sigue pensando que este proceso es una trama contra el PP?"), Hurtado ha cortado a Rajoy a pesar de que él ha dicho que podía responder.

"No, no, no, la pregunta me parece que no es pertinente", ha dicho el presidente del tribunal, quien también ha negado la petición del abogado de un careo entre el presidente del Gobierno y el acusado Luis Bárcenas.

"Si dice que no conoce el tema económico, preguntar por las aportaciones de esta manera no conduce a nada", le ha insistido el presidente del tribunal en más de una ocasión al abogado Mariano Benítez de Lugo, que fue el que solicitó la declaración del también presidente del Partido Popular en calidad de testigo para preguntarle por su conocimiento acerca de la red corrupta que lideró el cabecilla de la trama Francisco Correa.

Durante los cerca de 50 minutos que ha durado su interrogatorio a Mariano Rajoy, el tribunal ha tumbado por impertinentes cuestiones relacionadas con su conocimiento acerca de la contabilidad del partido, así como del presunto cobro de sobresueldos por parte de altos cargos de la formación popular, o sobre si la labor que desempeñó en la formación Álvaro Lapuerta en calidad de tesorero fue "fiel".

No habrá caeo con Bárcenas

El abogado de la acusación ha mostrado su "protesta más enérgica" cuando el presidente del tribunal de la Audiencia Nacional le ha negado su petición de celebrar un careo en el juicio entre el extesorero Luis Bárcenas, uno de los principales acusados en el procedimiento, y Mariano Rajoy por sus versiones contrapuestas acerca de la existencia de una caja B en el PP. "Eso no es pertinente; no porque cada uno diga lo que le parezca, sino porque eso sí que es entrar de lleno en los 'Papeles de Bárcenas'", le ha reprochado el magistrado en referencia a esa otra causa que se instruye en la Audiencia Nacional.

La insistencia del letrado sobre el conocimiento que tenía Rajoy en calidad de vicesecretario general del PP (cargo que ostentó entre 1999 y 2003) de las cuestiones económicas de la formación también han provocado la irritación del testigo que ha dicho en diversas ocasiones que "jamás" se ha ocupado de temas relacionados sobre la contabilidad de Génova.

"No parece un razonamiento muy brillante", le ha llegado a reprochar Rajoy durante el interrogatorio ante sus reiteradas cuestiones sobre si conocía la existencia de cobros irregulares por parte de altos cargos del PP y de si éstos se habrían entregado en sobres, y por tanto sin declarar a Hacienda.

"Contestación a la gallega"

El testigo tampoco ha contestado por "impertinentes" las cuestiones formuladas sobre las presuntas donaciones de empresarios al partido para financiar las campañas electorales y sobre si fue el PP el que costeó el viaje que la exministra de Sanidad Ana Mato realizó a Canarias tras las elecciones generales de 2004, pregunta que le ha valido una "contestación a la gallega" según ha dicho Rajoy, en referencia a la imprecisión de la misma.

Benítez de Lugo ha defendido la validez de su batería de preguntas afirmando que el juicio que acoge la Audiencia Nacional sobre la primera época de la trama (1999-2005) "no enjuicia temas políticos sino económicos" y ha mostrado su rechazo a la "censura" del tribunal. El presidente del mismo le ha respondido que no se le está vetando sino que simplemente no se le permite formular una cuestión que no está relacionada con el tema principal que se juzga y que por tanto "no conduce a nada".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine