Desafío soberanista

El Gobierno cree que Puigdemont no declaró la independencia y abre margen al diálogo

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, asegura en una televisión francesa que si los soberanistas dan marcha atrás se entablarán conversaciones "para intentar hacer hueco en el marco de la Constitución a las aspiraciones de ciertos catalanes" - "La situación es grave, pero somos optimistas", indica

12.10.2017 | 23:04
Rajoy, durante el desfile del 12 de Octubre.

El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, consideró hoy que el presidente del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, no declaró el pasado martes la independencia, pero avanzó que el Ejecutivo central espera una respuesta clara antes de actuar.

"Para nosotros no lo han hecho todavía. No lo hicieron en la sesión plenaria del Parlamento, lo hicieron en otra sala, rápidamente y solo una parte, sin dar a la oposición la posibilidad de expresarse", dijo en una entrevista concedida a la cadena francesa "CNews".

El ministro apuntó que el plazo marcado ayer en el requerimiento formal a Puigdemont para que confirme si declaró o no la independencia busca dar a las autoridades catalanas "todas las posibilidades para que se expliquen".

Datis, los ministros y el resto de diputados del PP aplauden a Rajoy tras su discurso. EFE


El presidente catalán tiene hasta el lunes para hacerlo, y hasta el jueves (si dice que declaró la independencia) para rectificar y evitar así la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que da al Ejecutivo español la facultad de asumir funciones desempeñadas por las autoridades regionales.

Si Puigdemont no responde, según Dastis, se entablará ese procedimiento, y si dice que no la declararon, se seguirá hablando "para intentar hacer hueco en el marco de la Constitución a las aspiraciones de ciertos catalanes".

El caso de aplicación del 155, el Gobierno español "seguirá trabajando como siempre, con prudencia pero con firmeza", para garantizar la aplicación de la Carta Magna y "hacer respetar el Estado de derecho, la democracia y el derecho constitucional de todos los catalanes".

"La situación es grave, pero somos optimistas", dijo el ministro, que lanzó a Cataluña, España y Europa el mensaje de que España no va a "autodestruirse". Dastis deseó que Puigdemont no hubiera emprendido la vía de la independencia, y confió en que no sea necesario aplicar la fuerza o llegar a arrestarle. "Queremos evitar eso", dijo en "CNews", donde lamentó que la situación en Cataluña esté empeorando "por culpa del proceso secesionista".




Dastis evitó precisar en qué podría derivar el pacto alcanzado ayer entre el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para la reforma constitucional, pero apuntó a un posible cambio en el Senado para que haya una mejor representación regional.

El ministro, que no descartó la celebración de elecciones en Cataluña, aprovechó su intervención para defender la actuación de las fuerzas del orden el 1 de octubre, día de la celebración del referéndum ilegal.

La fuerza "fue una reacción (policial) a la imposibilidad de hacer lo que los jueces les pidió hacer", dijo Dastis, que señaló que España ha recibido el apoyo de todos sus socios de la Unión europea (UE) en la gestión de esta crisis.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine