20 de febrero de 2018
20.02.2018
Caso Gürtel

´El Bigotes´ señala al marido de Cospedal sobre la ´caja b´: "Iba a soltar el mondongo"

El exresponsable de Orange Market cree que no se han tomado todas las medidas "que se debieran"

22.02.2018 | 19:19
´El Bigotes´ señala al marido de Cospedal sobre la ´caja b´: "Iba a soltar el mondongo"

Álvaro Pérez, responsable de la empresa Orange Market de la red Gürtel, cree que en el caso de la supuesta financiación ilegal del PP no se han tomado todas las medidas que se debieran contra los donantes del partido, y en ese capítulo ha citado en concreto a Ignacio López del Hierro, marido de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

El que fuera conocido como 'El Bigotes', que cumple condena en la cárcel de Valdemoro (Madrid) por los contratos de Gürtel para los espacios de la Generalitat Valenciana en Fitur y que también está acusado en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por la supuesta financiación ilegal del PP valenciano, ha comparecido este martes ante la comisión de investigación sobre los casos que afectan al PP.

A su juicio, de los nombres de la supuesta financiación ilegal del PP "están los que han salido" y, si alguien falta por salir, son los donantes y ha invitado a examinar la lista y compararla con los contratos y obras públicas que han recibido.

Como hizo ante el tribunal que juzga la Gürtel valenciana en la Audiencia Nacional, Álvaro Pérez ha confirmado que en la Comunidad Valenciana fue Ricardo Costa, con quien tenía hilo directo, quien les dijo que "la única manera de cobrar" era facturar a las empresas, pese a que le advirtieron de que "era un despropósito". Y ha subrayado que esos empresarios pagaban "con alegría y felicidad". "No he visto a ninguno llorar -ha comentado-. Han llegado (al tribunal), han hablado y se han ido".

"Los atizantes que iban a soltar el mondongo"

Según ha recordado, él no aparece en los llamados 'papeles' del extesorero Luis Bárcenas, pero ha comparecido en la comisión de investigación, y en cambio hay nombres de esa supuesta contabilidad paralela del PP que ni se les ha llamado a declarar ante ninguna instancia, y ha citado en concreto dos nombres: Ignacio López del Hierro y Castillo, marido de Cospedal, y Ángel Pîñeiro, un amigo de la infancia de Mariano Rajoy que fue su "edecán".

"Figuran como atizantes (donantes), iban a soltar el mondongo. Y no les he visto en ningún juicio, no dicen ni pío. A lo mejor es que tienen algún privilegio -ha protestado. Me gustaría que vinieran mañana aquí como yo".

Más adelante, ha abundado en la cuestión subrayando que le llama "mucho la atención" que a estas dos personas, pese a estar citadas en los 'papeles de Bárcenas', no se les haya pedido explicaciones: "¿Dónde están esos señores, en qué banquillo están?", se ha preguntado.

El cabecilla de la Gürtel valenciana ha aprovechado para señalar en otro momento que, en cambio, hay secretarias de las empresas de la trama que ganaban 1.000 euros que están condenados a ocho años o funcionarios "condenados a un porrón de años" y que sólo "pasaban por ahí".

En el PP siguen los mismos

Pérez considera que viendo el actual Grupo Popular del Congreso, en el PP "siguen los mismos" que había antes de estallar el 'caso Gürtel', con algunas incorporaciones de dirigentes jóvenes a los que reprocha que "insulten" a los acusados sin tener "ni idea" de cómo funcionaba el partido.

En su comparecencia se ha quejado de que haya portavoces del PP que "insultan con muchísima facilidad" a los miembros de las empresas que trabajaban para el partido y que ahora están siendo investigados por la Justicia por esa supuesta financiación ilegal del PP.

"Los dirigentes jóvenes no tienen ni la más remota idea de lo que pasaba. Les resulta muy fácil insultar, pero si veo el hemiciclo, sigo viendo a los mismos --ha señalado--. Es muy fácil echar balones fuera, insultar a los que estamos en el lado oscuro, pero no conocen cómo pasaba, como sucedía".

Diputados con los que trataba con mucha frecuencia

Y es que, según ha relatado, para organizar los actos del PP iba a diario a la sede de Génova y se reunía con mucha frecuencia con Jesús Sepúlveda (ex alcalde de Pozuelo y exmarido de Ana Mato) y también con los hoy diputados Juan Carlos Vera y Juan José Matarí, que estaban en el área de Organización.

Como su presencia en la sede de Génova era muy frecuente y organizaba numeroso actos, llegó a tratar con muchos que hoy son dirigentes del partido, y ha mencionado a Javier Arenas y al portavoz Rafael Hernando.

Ha recordado también que, según consta en los sumarios, el cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, regaló un coche no sólo a Sepúlveda, sino también a Juan Carlos Vera, que como escogió un modelo más barato le dio para hacer unas reformas en casa con lo que sobraba.

Con Rajoy no tuvo esas reuniones y su relación se circunscribe a los once meses transcurridos desde la campaña de las elecciones generales de 2004, en la que el hoy líder del PP fue por primera vez cartel electoral. Llegaron a compartir un viaje de más de un mes en Argentina cuando Rajoy hacía campaña en la comunidad emigrante.

La última vez que vio a Rajoy fue cuando le acompañó a una óptica para cambiarse las gafas y ponerle unas más modernas. Iba con Belén Bajo, hoy también diputada, que era entonces jefa de prensa de Rajoy. Ella fue quien en una ocasión le abroncó en la sede nacional y por eso dejó de trabajar con Génova y ya después le acogió Francisco Camps en la Comunidad valenciana.

Aznar y Rajoy se llevaban "a palos"

A su juicio, el origen de aquella ruptura fue que Rajoy se llevaba "fatal, a palos", con José María Aznar, que era quien les llevó a Génova, y que por eso decidió cortar con aquellas empresas.

El PP, ha explicado, no era buen pagador y tenía que enviar cartas a quien mandaba, incluso a Rajoy, para cobrar. Y por eso también rechaza la versión de los dirigentes actuales del PP acerca de que eran "gente que se ha aprovechado" del PP: "Nadie se ha aprovechado de nada", ha protestado.

Con todo eso, tiene "clarísimo" que ahora el Pp trate de "demonizarle" y ya no le conocen. "Cuando tú pasas de humano a apestado, es lógico --ha reconocido en momento--. Cuando dicen que no se acuerdan de ti, pues imagino que tratan a mucha gente y la memoria es débil y vas olvidando el rostro".

Críticas al ministro Catalá

Su conclusión es que en España "la Justicia no es igual para todos" y ha recordado que "el cuñado del rey", Iñaki Urdangarín, está tan condenado como él pero mientras él cumple condena en la cárcel de Valdemoro, el marido de la infanta Cristina está en Ginebra (Suiza) esperando la revisión del Tribunal Supremo. "Nada que ver para unos y para otros", ha remachado.

Y ha cargado contra el ministro de Justicia, Rafael Catalá, por pedir "justicia ejemplar" para los implicados en casos de corrupción: "Parece un vendedor de 'chochonas'. La Justicia tiene que ser justa, no ejemplar, y así lo dice el Tribunal Supremo".

Aplazada la comparecencia del 'Yonqui del dinero

Por otra parte, la comisión del Congreso que investiga la supuesta financiación ilegal del PP ha aplazado por un error de convocatoria la comparecencia de Marcos Benavent, el autodemoninado 'yonki del dinero' y que fuera gerente de la empresa pública Imelsa, dependiente de la Diputación de Valencia, cuya presencia estaba prevista para este martes.

Según ha relatado el presidente de la comisión de investigación, Pedro Quevedo, diputado de Nueva canarias, "hubo un error de comunicación" con la convocatoria y a Marcos Benavent, que está en Xàtiva (Valencia), ya no le ha dado tiempo a personarse este martes en la sede del Congreso. Aunque el abogado sabía que la cita era en Madrid, lo cierto es que existió ese error de la convocatoria y la comparecencia no ha podido producirse.

Quevedo ha pedido a los grupos que piensen en una "sesión escoba" para esta comparecencia y la otra que fue aplazada hace unas semanas, la del presunto cerebro financiero de Gürtel, Ramón Blanco Balín, que estaba citado a principios de mes y que aplazó su presencia por sus citaciones judiciales. "Hay que buscar un espacio", ha dicho.

Benavent está procesado por las presuntas irregularidades cometidas cuando estaba al frente de Imelsa y decidió colaborar con la Fiscalía Anticorrupción. Su testimonio fue clave en la llamada operación Taula contra la cúpula del Partido Popular en la provincia de Valencia y su presidente, Alfonso Rus.

Tras escuchar este martes a Álvaro Pérez, conocio en su día como 'El Bigotes', la comisión tiene previsto citar el 6 de marzo al que fuera secretario general del PP valenciano Ricardo Costa y al expresidente de esa comunidad Francisco Camps.

Costa confesó hace dos semanas en el juicio por la rama valenciana de 'Gürtel' que su partido pagó en negro algunos actos que contrataron con la empresa de Correa, Orange Market, para las campañas electorales de 2007 y 2008, en varios de los cuales participó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Ricardo Costa, que se enfrenta a siete años y nueve meses de prisión fue, según 'El Bigotes' y Correa, quien les indicó que si "querían cobrar" tenían que facturar los eventos a "determinados empresarios".

El propio exnúmero dos del PP valenciano señaló que fue Camps quien decidió contratar Orange Market para organizar los actos de campaña de las elecciones autonómicas y municipales de 2007 y las generales de 2008 y que éstos se financiasen en parte con "dinero negro". Camps negó las acusaciones y podría cruzarse con su antiguo colaborador en el Congreso porque han sido llamados a declarar el mismo día.

Según el calendario acordado por los grupos, días después será el turno del principal imputado del 'caso Púnica', Francisco Granados, exconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, mano derecha de Esperanza Aguirre y ex secretario general del partido en la comunidad.

Y una semana después de Granados la comisión recibirá a su antiguo socio, David Marjaliza, considerado cerebro de la red 'Púnica' y que viene colaborando con la Justicia desde el año 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine