01 de marzo de 2018
01.03.2018
Cataluña

El Parlament reivindica a Puigdemont pero evita ratificar la declaración de independencia

Los independetistas votan una restitución simbólica del presidente cesado, huido ahora en Bruselas

02.03.2018 | 20:06
El Parlament reivindica a Puigdemont pero evita ratificar la declaración de independencia

El pleno del Parlament ha aprobado este jueves con los votos de JxCat, ERC y la CUP una resolución que ratifica "la confianza en Carles Puigdemont como presidente" de la Generalitat de Cataluña", pero ha evitado ratificar también la declaración de independencia del 27 de octubre de 2017.

Los tres grupos independentistas han aprobado así una restitución simbólica del presidente cesado y actualmente en Bélgica, pero no lo han investido de forma efectiva, ya que esto abriría un nuevo contencioso con el Tribunal Constitucional.

Esta resolución se ha aprobado con los 67 votos a favor de JxCat, ERC y la CUP; los 24 votos en contra del PSC y los comuns, mientras que Cs y PP han decidido no participar en la votación por considerar que la propuesta es contraria a las resoluciones del Tribunal Constitucional (TC).

La resolución aprobada también reivindica el referéndum del 1 de octubre de 2017, y califica de "ilegal e ilegítima" la destitución de Puigdemont y de su Govern que se hizo efectiva cuando el Senado dio luz verde a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El texto aprobado define a Puigdemont como el "legítimo candidato" a la Presidencia de la Generalitat, pero difícilmente será investido próximamente, ya que JxCat, ERC y la CUP contemplan investir a un candidato alternativo que sería Jordi Sànchez, según ha trascendido recientemente.

La CUP había presentado una enmienda a la resolución que se ha aprobado que pedía que la Cámara ratificara la declaración de independencia del 27 de octubre, pero finalmente no se ha votado porque han llegado a un acuerdo con JxCat para aprobar un texto diferente y rebajado.

Votación polémica

Sin embargo, sí que ha habido una votación polémica, la del punto 6 bis de la resolución, que exige que "cesen las injerencias del Gobierno del Estado ante las instancias jurisdiccionales y el Tribunal Constitucional", y reivindica que la voluntad de los catalanes fue legítimamente expresada en el referéndum del 1 de octubre de 2017.

El diputado del PSC David Pérez ha pedido la palabra para explicar que en la reunión de la Mesa del Parlament de antes del pleno los letrados de la Cámara han defendido que la resolución podría ser inconstitucional y no debería haber sido ni tramitada ni votada ante el plenario.

Los letrados han argumentado que la resolución defendía como legítimo un referéndum contra el que el Tribunal Constitucional falló en contra pero, aún así, el presidente de la Cámara, Roger Torrent, y la mayoría independentista de la Mesa han decidido seguir adelante.

Pérez ha recordado que los miembros de la Mesa tienen "el deber de impedir o paralizar" cualquier iniciativa que contravenga al Constitucional, y ha constatado que no ha sido así.

"Punto de partida" de la república


En el debate previo a las votaciones, el diputado de JxCat Quim Torra ha afirmado que esta resolución es un nuevo "punto de partida" hacia la república catalana, y ha advertido al Estado de que su grupo no se moverá ni un milímetro de sus reivindicaciones independentistas.

La líder de ERC en la Cámara, Marta Rovira, ha avalado reconocer a Puigdemont como el presidente legítimo de Cataluña, pero a la vez ha pedido que se forme un Govern efectivo en Cataluña cuantos antes; la CUP ha dado sus votos para aprobar el texto, pero el diputado Carles Riera ha criticado las "reculadas" de JxCat y ERC con la independencia.

El resto de grupos de la Cámara han criticado la resolución de los independentistas y han pedido que Puigdemont asuma ya que no será presidente de nuevo y la líder de la oposición, Inés Arrimadas, ha preguntado a la bancada independentista "cuánto tiempo van a mantener esta farsa y esta mentira".


El siguiente paso


Ahora está por ver si JxCat, ERC y la CUP proceden próximamente a investir a Puigdemont en el Parlament, pero según recoge un documento interno de los 'cupaires' que trascendió el miércoles, los tres grupos ya han hablado de que la persona investida sea Jordi Sànchez (JxCat).

Aunque Sànchez está encarcelado y esto dificulta su investidura, la diferencia con Puigdemont es que sí se ha sometido a la justicia, por lo que su abogado, Jordi Pina, tiene previsto pedir permiso al juez Pablo Llarena para que su cliente pueda ser investido por la Cámara.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine