Menos da una piedra

01.07.2008 | 02:00

Rafael Torres

La conquista del Campeonato Europeo de Fútbol por parte de la Selección Española no sólo conforta el sentimiento nacional o patriótico de cuantos se confortan, y con admirable simplicidad por cierto, con estas cosas, sino que reconcilia al aficionado español con su embajada futbolística por esos mundos, pues el equipo de Luis Aragonés ha sabido combinar con acierto los ingredientes que hacen del fútbol, esa guerra simbólica e incruenta, un espectáculo desbordante de emoción. La victoria de la Selección Española, pues, no pide pan, sino que, antes al contrario, lo suministra en forma de píldoras euforizantes, ni podría ser discutido ni censurado bajo ningún concepto: bajo el deportivo, porque a la calidad y a la táctica y estrategia adecuadas ha unido el coraje y la determinación de ganar; bajo el social o político, y aun considerando los excesos de todo tipo a que ha dado lugar nuestra participación en el Campeonato, porque, en verdad, menos da una piedra.
Sin embargo, si por una parte de deja de conturbar la descarada y grosera manipulación del evento por parte de las jerarquías del régimen, que no parecía sino que éste era aquél otro que los unos de mayo programaba en televisión, gratis para el pueblo y para distraerle y atontarle, dos partidos de fútbol y tres corridas, por otra tampoco deja de entristecer que esa capacidad mostrada por los ciudadanos españoles para agavillarse en un propósito común, disfrutar de ello y vencer, no tenga su correlato en asuntos de mayor trascendencia. Así, por ejemplo,¿cree el lector que con una movilización semejante -física y moral- a la habida con lo del fútbol, no se remediaría, por ejemplo, la espantosa situación de la Justicia en España? Desde ese punto de vista, proyectado por un sentimiento nacional más templado que prefiere antes las victorias sobre nosotros mismos que sobre Alemania o Rusia, el subidón por el triunfo en la Eurocopa se percibe ya enteramente disipado.

Opinión

PEDRO J. MARÍN GALIANO

Dispensa en el tren de cercanías

Tanto Cervantes como Lope, Quevedo o Calderón de la Barca, entre...

 
 

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ VERA

Ni agua a los malagueños

Acabada la feria, aún mal digeridos los crímenes de Barcelona, el regreso a esa rutina tan...

 
 

Trump y lo global

Ha habido, y habrá, mucha literatura al respecto. Toda, desde antes incluso de su elección,...

 
 

MARIO D. BRAÑA

Un poco de ´seny´, por favor

El Barc?a atraviesa la tormenta perfecta para dar carpetazo durante...

 
 

Cartas al director

Violencia TerroristaDe nuevo ha vuelto a golpear el terrorismo matando gente inocente, esta vez...

 
 

LUIS GANCEDO

La hora de los salarios

La economía crece el 3% y los salarios lo hacen apenas el 1,3% según los...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine