¿Fashion? No, gracias

18.07.2008 | 02:00

Pedro
de Silva

Un amigo paseante se indigna cada vez que hablo de fútbol en esta columna. El vive en la burbuja de la trascendencia, de la que, a lo más, baja a la burbuja política. Sin embargo el cambio de seleccionador nacional es demasiado importante como para pasarlo por alto, por mucho que, tras la gesta de Viena, se haya desinflado la burbuja futbolera, en la que tan felices fuimos unos días, y nos hayamos pegado contra la flácida burbuja del ladrillo. Vicente del Bosque, aparte saberlo todo de fútbol, representa un punto de continuidad con Luis Aragonés en aspecto de gran importancia: tiene tan poco glamour como éste. Son dos currantes, con aspecto de metalúrgico prejubilado, chigrero de barrio o sargento chusquero, gastan poco en ropa y no se montan posturas, cortes de pelo raros ni frases ingeniosas. O sea, son gente de fiar, a la que no se le escapa la fuerza por el aura.

Opinión

Momento cervecero

Multitud de ciudades, como Torremolinos, celebran estos días la fiesta de la cerveza; lo ideal...

 
 

VICENTE ALMENARA

La España invisible

Que Hacienda quiera trasladar a sus funcionarios al centro de oportunidades de El Corte Inglés...

 
 

MANUEL CAMPO VIDAL

Ya no va de independencia: va de decadencia

«Nunca pensé que el independentismo arruinaría la economía de mi...

 
 

CAMILO JOSÉ CELA CONDE

Influyentes

La ciencia y la religión tiran cada una de nuestro cerebro proponiendo anhelos y explicaciones...

 
 

FERNANDO SCHWARTZ

Opiniones / Realidades

No volvería sobre el asunto catalán (doctores tiene la Iglesia y no hacen más que darle vueltas...

 
 

JUAN JOSÉ MILLÁS

Pisar la calle

La exclusión social significa que dejas de formar parte del paisaje, pese a que duermas en la...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine