Colaborar, además de machacar

26.07.2008 | 02:00

Pedro Calvo Hernando

Les confieso mis dudas sobre si es mejor esto que lo anterior, aunque enseguida me arrepiento, pues aquella demencial crispación de la anterior legislatura no admite parangón alguno. Mis dudas surgen por la brutalidad irracional de las descalificaciones al Gobierno a propósito de la crisis económica. Claro, lo malo de dejar la crisis como exclusivo campo de la confrontación política la convierte en un campo de minas irracional, desmesurado, atroz y estúpido. En el PP están haciendo con la economía exactamente lo mismo que hacían hasta las elecciones del 9-M con el terrorismo, los temas del España se rompe, el matrimonio homosexual (y la familia se destruye) o la venta de Navarra a ETA, por no citar la increíble historia de las teorías conspirativas sobre el 11-M. Pulverizado todo ello -para el PP oficial, no para los críticos ni para los medios ultraderechistas que apoyaban o incitaban al PP en aquella locura- concentran sus animaladas en la crisis económica, atribuyendo al Gobierno muchísimo más de lo razonable, que es criticarle por su pereza semántica y por una cierta tardanza en tomar medidas adecuadas.
Una vez que el Gobierno y su vicepresidente económico han hablado con meridiana claridad, han dado las cifras que nos esperan y han anunciado importantes medidas para combatir la crisis, lo que tiene que hacer es estar ojo avizor, no descuidar ni un minuto la toma de decisiones que sirvan para prevenir posibles agravamientos sobre lo previsto y recabar la colaboración y el apoyo del primer partido de la oposición, de todos los demás partidos, de sindicatos y patronales y de todos los resortes de la sociedad. Porque creo yo que de lo que se trata no es sólo de machacar y zaherir al Gobierno, o de regodearse cínica y lúbricamente con la situación, sino de colaborar sincera e intensamente para combatir una crisis que perjudica mucho a todos los españoles, especialmente, como siempre, a los más desfavorecidos de la fortuna, que son una mayoría. No volvamos a la historia de que los que más descalifican no figuren precisamente en esa mayoría.

Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine