Cartas al director

 

Verdades ocultas

Escribo esta carta con el deseo de hacer pública la situación tan indigna que sufrimos los vigilantes de seguridad por no estar reconocida nuestra labor. Nuestro trabajo no sólo consiste en proteger los bienes e infraestructuras del centro vigilado en cuestión sino también en proteger y defender a cuantas personas se encuentren en él y la gente nos mira con desagrado y algunos nos desprecian e incluso nos llaman ´seguratas´ sin tener en cuenta que algún día pueden necesitar nuestro apoyo y que nosotros estamos allí trabajando también para ellos. Lo que me indigna especialmente es que muchas veces nosotros solucionamos algunas situaciones difíciles y los méritos se lo llevan otros. Concretamente hago referencia al último caso ocurrido en mi trabajo y del que se ha publicado una noticia totalmente falsa. El caso ocurrió el pasado del 16/07/08 en el centro comercial donde trabajo y el artículo en cuestión se publicó el 18/07/08 en este periódico escrito por Inma Aljaro. En este artículo se publica que fue detenido un individuo que estaba perseguido por la policía en distintos países y, entre otras irregularidades de información, comentó que la detención se pudo realizar por el aviso de unos vecinos cuando en realidad fuimos los vigilantes de seguridad y el personal del departamento de patrimonio del centro quienes los vimos, les llamamos la atención y los retuvimos hasta que vino la policía, en dos coches patrulla y 15 minutos después de que nosotros los avisáramos. Ocultando la verdad acerca de quién detectó la presencia de estos sujetos nos quitan todo el valor a nuestro trabajo. Con esto tan sólo os pongo un ejemplo de lo que sufrimos a diario en nuestra profesión y que espero cambie algún día.
Juan Francisco Moreno Silva
Málaga


Publicidad engañosa


Ayer por la tarde me encontré a un amigo con el cual, tras abordar los dos temas de rabiosa actualidad, lease ´C y C´ (calor y crisis), pasó a manifestarme su descontento y frustración al haberse enterado que Banesto, a través de su ´Cuenta Azul´, estaba ofreciendo unos intereses del 6,10% (TAE). Debo aclarar que dicho amigo, gran defensor y fiel propagandista de ING Direct, tiene depositados todos sus ahorros en dicha entidad y sólo estaba recibiendo el 6% (TAE). En los tiempos actuales y dadas las circunstancias, el ´personal´ controla y afina mucho...
Dado que conozco a una persona vinculada a Banesto y con el fin de confirmar la veracidad de la oferta me indicó que no es así. Ninguna de las sucursales ni agentes financieros del citado banco disponen de este producto ya que corresponde exclusivamente a IBanesto.
Mire doña Ana Patricia, no es de recibo que por una ´I´ todo cambie a nivel de inversor. Genera desconfianza y suena a publicidad ´engañosa´.
Atentamente
José Tomás Cruz Varela
Málaga


Los hijos españoles de
los inmigrantes


No sé por qué me tomo la molestia de mandarles este correo, pues de seguro que ni siquiera le darán lectura hasta el final, por lo que de publicarlo, puede que mucho menos. De todas formas, por tranquilidad de mi propia conciencia me veo en la necesidad de exponer lo siguiente. Debido a la crisis económica que se nos está viniendo encima (crisis provocada por la mala gestión de las instituciones y demás entidades tanto públicas como privadas), ahora el Gobierno pretende librarse de muchos emigrantes que se queden en el paro, repatriándolos a sus países y abonándoles allí las pagas a las que tuvieran derecho. La medida, en principio, no parece del todo mala, seguro que el dinero que cobre cada emigrante en su tierra le rendirá más allí que si se quedase aquí. Pero el problema es otro, y mucho más grave. Muchos de estos emigrantes a los que se quiere mandar a su tierra no irían solos, sino que tendrían que llevar a sus esposas y a sus hijos. Y aquí es donde está el problema. Hay muchos emigrantes que tienen hasta tres y cuatro hijos nacidos en España, niños españoles en toda regla. Niños nacidos, criados y educados en nuestra cultura. ¿Ha pensado alguien en ellos? Nadie se ha dado cuenta que enviar a estos niños a países como por ejemplo Sierra Leona, Camerún, etcétera, es exponerlos al riesgo seguro de morir a causa de las enfermedades endémicas de estos países. ¿Nadie se quiere parar a pensar en el impacto psicológico negativo que puede tener en ellos el marchar de un país en el que tenían de todo, para ir a otro en el que literalmente se les van a comer las moscas? Podría seguir exponiendo muchas más cosas, pero lo dejo aquí, lo importante ya está dicho. Posiblemente es como si nada dijese. ¡Qué más da unos pocos niños muertos más! Pero sepan una cosa, a estos niños los vamos a matar nosotros, y todos somos culpables. Unos por dar las órdenes, otros por ejecutarlos, y los otros por callar.
Atentamente, H.F. Fernández, autor de una obra titulada ´Entidades de otros mundos´, que trata sobre el humanismo haciendo especial hincapié en la hipocresía política y religiosa.
H.F. Fernández
Málaga

Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine