CHAT

Pequeños

Son dos personas decentes, rectas y de buena pasta, pero les falta altura

 05:00  

Pedro de Silva Admitamos de una vez el hecho: nuestros grandes líderes nacionales son bastante pequeños, pese a su estatura física. Además creo que ellos lo saben, y por eso se cuidan tanto. Ni Zapatero ni Rajoy han intentado nunca entablar un poco de intimidad con la ciudadanía, bajando del atril, dejando a la gente ver el fondo de sus ojos y hablando con franqueza. Esa voz rotunda y campanuda del respetado habitante de Moncloa, ese discurso opositor estereotipado del otro, son modos de protegerse, distancias para evitar el cuerpo a cuerpo con la opinión, como si temieran no dar toda la talla. Son dos personas decentes, rectas y de buena pasta, pero les falta altura. Sólo eso explica que no comprendan que el momento pide mucho más que un acuerdo de mínimos, y que el país, o la nación, o la patria, o España, o la gente, da igual el nombre, deben estar por encima de cualquier estrategia de poder.

  HEMEROTECA
  Las fotos 'raras y curiosas' del día

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
laopiniondemalaga.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya