En corto

El regreso del brujo

 

Pedro de Silva A Quini lo llaman El Brujo, y a Villa El Guaje, pero en la España mágica norteña todo brujo o bruja ha tenido siempre un iniciado/a joven que ya tiene los poderes y la técnica para ejercerlos, al que en Asturias se podría llamar «el guaje». Se piensa que la magia es tortuosa y alambicada, un bucle inextricable, pero es al revés, se trata de un modo directo de llegar a la esencia de las cosas, viendo claro lo que aparece celado por la niebla de la razón complicadota, y de actuar fuera de los meandros de la deliberación previa. Ese es el don de Villa, y era el de Quini. Entre el jugador y la red hay una masa de aire, poblada de obstáculos, con muchos caminos posibles para el objeto mágico (el balón), pero siempre hay uno más directo, que sólo el mago ve. Ese don de ver claro el camino, o clarividencia, o videncia sin más, lo tiene bastante gente, pero sólo un brujo sabe convocarlo.

  HEMEROTECA
  Las fotos 'raras y curiosas' del día

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad