Lección inolvidable

12.07.2010 | 02:23

Al margen de lo ocurrido anoche, antes ya se había logrado lo más importante, pues más aún que ganar importa llegar arriba con el mejor estilo. Estos chicos, y su magnífico jefe, han dado un soberbio ejemplo moral, con enseñanzas tales como el valor supremo de la colaboración, la eficacia del trabajo en equipo, la superioridad del que sabe dominar al propio ego, las buenas prácticas del mando y las ventajas del buen rollo entre colegas. Esto lo aprenderán millones de niños y de jóvenes: la mejor educación para la ciudadanía. Más difícil será que lo aprendan tantos jefes tiránicos como pueblan los centros de trabajo, creyentes en la eficacia del látigo, tantos compañeros de trabajo que para medrar recurren a la zancadilla o a la insidia, tantas estructuras de poder en las que la gasolina es la adulación. Pero, aunque tal vez sea tarde para que cambien, al menos podrán ver que el triunfo se alcanza de otro modo.

Opinión

Agua cero

No llueve. La chica del tiempo repite el vaticinio: sol y más sol. Y de las obras pendientes...

 
 

LOLA CLAVERO

Las solteras

La violencia de género sólo la sufren las mujeres casadas o en pareja ¿acaso las solteras no?

 
 

JUAN GAITÁN

Hembra

Si finalmente sigues empeñada en que te violaron, si insistes en que no hubo consentimiento,...

 
 

EDUARDO LAGAR

La libertad en internet ha muerto

Las elecciones en 18 países fueron manipuladas a través de la...

 
 

PEDRO DE SILVA

Oficio de tinieblas

A esa hora justa en que un resplandor ilumina el cielo por Oriente, y son visibles sólo los...

 
 

LUIS GANCEDO

Cuando el rico quiere impuestos

Léase con atención lo siguiente: «Ni es justo ni sabio proporcionar...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine