La quinta columna

Zapatero y Rajoy frente a la EPA

 05:00  

Fermín Bocos El drama es el paro. La última EPA –cuatro millones seiscientos mil parados– certifica el fracaso de todas las políticas seguidas hasta la fecha. España sigue siendo el país de la Unión con más parados; doblamos la media europea. Sabemos cómo se ha llegado hasta aquí y qué han hecho otros países (Alemania, Holanda, Francia) para conseguir mantener el empleo pese a la crisis financiera y económica. En el caso de Alemania, la política de gobiernos de coalición ha funcionado. Con altibajos, pero en esencia, dando resultados. Allí, los partidos políticos anteponen los intereses del común a los cálculos partidistas. No es que la canciller Ángela Merkel tenga una visión del mundo a tono con su nombre. Nada de eso, en su partido, en los tiempos de Helmuth Khol, era conocida como «la piraña», sobrenombre que no reclama mayor explicación.
Lo que ocurre es que Merkel y con ella todos los políticos alemanes de la democracia han crecido interiorizando aquel lema del canciller Bismark que establecía que la diferencia entre un estadista y un político corriente reside en que el primero piensa en las próximas generaciones y el segundo sólo está pendiente de las elecciones: ¿Se imaginan cómo cambiaría la percepción que tenemos los españoles del drama que supone el paro si hoy en España la noticia del día fuera que Zapatero y Rajoy habían decidido aparcar sus diferencias políticas y reunirse para acordar un plan para atajar el desempleo? Un plan que no llevara ni el sello del PSOE ni el del PP, pero que fuera apoyado por las respectivas parroquias.
En esta legislatura sólo les hemos visto juntos una vez. Fue hace unos meses cuando acordaron el aval a los bancos y cajas de ahorros que estaban temblando ante el tsunami de la burbuja financiera. Cuatro millones seiscientos mil desempleados, ¿no merecerían un trato similar? ¿No merecerían que los dos grandes partidos pensaran en los parados en vez de estar pendientes de las encuestas y de las próximas elecciones? Mi opinión es que sí. En fin, no ignoro que todo esfuerzo inútil conduce a la melancolía...

Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine