El contrapunto

Failsworth

 23:35  

RAFAEL DE LA FUENTE Tenía un dilema. Me preguntaba si sería una buena idea escribir un nuevo artículo sobre los recientes episodios de la larga saga de la «Spanish corruption», ese horror cotidiano que cada día se asoma a los medios de comunicación. No me faltan las ganas. Por otra parte, nos encontramos en una situación los sufridos ciudadanos en la que la intensidad y la frecuencia de esos escándalos empiezan a amenazarnos con los efectos secundarios que inspira la monotonía. La famosa sensación tan magistralmente descrita por los grandes novelistas franceses del XIX, en los que la heroína bosteza bajo los efectos del «déjà vu», aburrida por aquello que ya ha visto demasiadas veces.

Sopesé en aquella encrucijada que me planteaba un folio todavía virgen cuál de los dos caminos debería seguir. Escribir sobre algunos de los últimos y deprimentes chapoteos de tirios y troyanos por la ciénaga en la que están convirtiendo la vida pública o contarles a ustedes, por ejemplo, la historia de los admirables sombreros Failsworth. Pensándolo bien, la verdad es que un soplo de oxígeno probablemente no nos vendría mal. Ni a ustedes ni a un servidor.

Probablemente recordarán ustedes los sombreros que llevaba el gran Rex Harrison en My Fair Lady. Todos eran creaciones de una conocida sombrerería británica, Failsworth, por la que siento un gran afecto. Failsworth tuvo sus orígenes en los antiguos Maypole Hat Works en plena época victoriana. Desde hace casi un siglo y medio son incontables los británicos que se han protegido de las inclemencias del clima (mientras al mismo tiempo lanzaban un mensaje sobre su estatus social) con un sombrero que llevaba el ilustre nombre de la casa Failsworth. Chisteras o bombines en los primeros tiempos o sombreros de fieltro o robustas gorras campestres en épocas menos lejanas. Sin olvidar los elegantes salacots para los lugares de clima tórrido, o los cascos de cuero de los valientes y jóvenes pilotos de la RAF en la Segunda Guerra Mundial.

En estas semanas hemos tenido días excepcionalmente fríos en este privilegiado rincón de la geografía española que es Málaga. La ocasión era perfecta para disfrutar de los civilizados placeres que proporciona el llevar la cabeza abrigada por una recia gorra de lana inglesa. Aún mejor hubiera sido la presencia de una lluvia helada, más escocesa que inglesa, para apreciar las virtudes de esa socorrida prenda, que sabiamente no entiende de diferencias sociales. Fueron momentos muy especiales de todas formas esas salidas de casa para comprar La Opinión, a primera hora de la mañana, protegido por mi gorra Failsworth, con un viento que cortaba como un cuchillo y que se dejaba caer desde la Sierra Blanca por las calles de mi pueblo.

Les confieso que me ha encantado escribir de estos sombreros. Es como aquel que tiene en su casa ventanas con vistas maravillosas y otras con vistas horribles. No sería razonable ver solo lo peor. El problema será cuando ya no nos queden ventanas con vistas bonitas y agradables. Ese día, como en el poema de John Donne, sabremos por quién doblan las campanas.

  HEMEROTECA
  Las fotos 'raras y curiosas' del día

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
laopiniondemalaga.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya