La última mirada

Jarabe de excelencia

El plan de los trabajadores sanitarios, al contrario que el de la Administración, no es quedarse de brazos cruzados. Sino todo lo contrario. Harán «huelga de excelencia» para dar un nuevo sentido a un término perdido con la crisis pero más imprescindible que nunca

 05:00  

Susana Fernández Entretenidos en sobrevivir apenas queda espacio ya para retos ni proyectos, ni grandes ni pequeños. Propósitos que en su vertiente pública solían ir acompañados de un término casi extinguido hoy: la excelencia. Educación de excelencia, turismo de excelencia? un camino que quedó interrumpido de golpe por la crisis y provocó el destierro de una palabra casi maldita ahora por su capacidad de evocar tiempos mejores. Pero, haciéndose un hueco entre el rescate, la prima de riesgo y con la deuda española a un paso del bono basura, la excelencia ha vuelto a aparecer. Y no de cualquier manera, sino en titulares, en grandes letras impresas, en portada. La excelencia vuelve a primer plano como respuesta de los trabajadores malagueños de la sanidad ante los recortes y presiones de la Administración para ahorrar costes. Mientras la Junta de Andalucía calla, médicos, enfermeros y demás empleados sanitarios hablan alto y claro para denunciar que no todos los ajustes son iguales ni tienen las mismas consecuencias. Como otros muchos trabajadores públicos, también verán reducidos sus sueldos y aumentado su horario, pero el paquete de medidas ahorradoras incluye otros peligrosos puntos que les han hecho levantar el hacha de guerra. Según los sindicatos, ahora tendrán que agilizar las altas hospitalarias y hacer menos pruebas diagnósticas. Es decir, simplificando, un vistazo del médico, unas pastillitas (genéricas, claro), como mucho un día en el hospital sin calentar la cama y a casita. Supongo que tampoco será exactamente así, aunque a veces la realidad supera la ficción, ya se sabe. Una realidad impuesta que los profesionales no están dispuestos a aceptar, por lo que han izado la bandera de la excelencia. Unida a la palabra huelga, pero excelencia al fin y al cabo.

El plan de los sanitarios, al contrario que el de la Administración, no es quedarse de brazos cruzados. Sino todo lo contrario. La «huelga de excelencia» significa que cumplirán de forma exhaustiva los protocolos del SAS, atendiendo a cada paciente el tiempo necesario, realizando las pruebas precisas y no autorizando altas precipitadamente. Además, prescindirán de tareas administrativas como determinados registros de datos que muchas veces sólo sirven para que los políticos saquen pecho interpretando las cifras a su conveniencia. En definitiva, ni médicos ni enfermeros están dispuestos a que el paciente se vea perjudicado por los ajustes econónicos. Aunque la paradoja es que esta actitud podría provocar un colapso del sistema sanitario, lo que demostraría que no está preparado para cumplir sus propios protocolos. Tal y como apuntaba un delegado sindical esta semana en este periódico, la realidad es que «si se deja de correr, se paraliza el sistema».

Aún así, la «huelga de excelencia» lanza un mensaje que no vendría mal que más de uno recibiera. Por qué no aplicar un poco de excelencia para combatir la difícil situación actual. Excelencia para ser capaz de decir las cosas como son y no marear al personal con eufemismos. (Un rescate es un rescate). Mensaje para el Gobierno. Excelencia para no hacer llamamientos a la «unidad nacional» que en realidad son papel mojado. Mensaje para la oposición. Excelencia para asumir los errores propios y no atribuir todos los males al Ejecutivo central. Mensaje para Griñán, Valderas y los suyos. Y si les es complicado saber cómo se alcanza eso de la excelencia, nada mejor que seguir el ejemplo de cada uno de los trabajadores, funcionarios o no, que siguen haciendo su trabajo con responsabilidad y dedicación pese a los recortes, el empeoramiento de sus condiciones laborales y los continuos sustos.

  HEMEROTECA
  Las fotos 'raras y curiosas' del día

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad