Perdidos y encontrados

Comisión ERE

El ciudadano informado o preocupado piensa que si Chaves fue el presidente de la Junta esos años y Griñán tuvo responsabilidades de Gobierno, ambos deben por lógica comparecer

 05:00  

Domi del Postigo Un titular es la extracción obligada de algo que resume la importancia de todo lo dicho. A veces el titular es una frase literal. Pero no siempre ésta, extraída obligadamente de su contexto, refleja el valor que de verdad tuvo cuando fue dicha, pero atraparla por parte del periodista y convertirla en titular es, a veces, una victoria que ya obliga a quien la expresó. Por ejemplo, la frase «me gustaría» en boca del presidente andaluz, José Antonio Griñán, respecto a su posible comparecencia en la investigación parlamentaria de los ERE fraudulentos, adquiere una dimensión distinta cuando se lee como titular de la noticia, que cuando se oye en boca de Griñán en la entrevista que le hizo Ana Pastor en TVE.

En el feliz fragor periodístico que provoca la periodista, Griñán deja caer ante su insistencia que incluso le gustaría que le llamaran a comparecer en la comisión de investigación sobre las ayudas a trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) y a empresas en crisis otorgadas por la Junta desde 2001 a 2010. Pero lo que de verdad estaba respondiendo en todo momento Griñán, antes, durante y después de decir la famosa frasecita, es que está a disposición de lo que considere que él deba hacer la primera comisión de investigación que pone en marcha el Parlamento andaluz después de muchos años, más o menos los que gobernó el presidente Chaves, y que comenzó a las 10.30 h de ayer.

La socialista Susana Díaz calificó de «cacería» la petición de comparecencia de Chaves y Griñán en la comisión.
El sentido común, mientras tanto, no se siente condicionado por estrategias partidistas, ni las de defensa propia ni las de al enemigo ni agua de uno u otro lado. El ciudadano informado o preocupado que aún cree en la institución contaminada de partidismo, sencillamente piensa que si durante los diez años que ahora se investigan Chaves fue el presidente de la Junta, y durante algunos Griñán tuvo responsabilidades de Gobierno en la consejería donde se torció presuntamente la ley y se torearon los controles para llevar a cabo el fraude, ambos deben por lógica comparecer.

La comisión de investigación nace tarde, ya que el asunto ya está sub júdice, y en medio del derrumbe económico de la deuda pública española en los mercados y de los correspondientes recortes sociales contestados también en Andalucía. Pero no por ello deja de ser, quizá, el asunto feo de mayor calado político de la historia del Parlamento andaluz. IU reclamó presidir la comisión y esa responsabilidad les pone en el disparadero de su electorado. La interrogante sobre si exigir la máxima transparencia y las comparecencias que impele la lógica caiga quien caiga será darse un tiro en el pie, o sólo apuntar al socio de gobierno, es algo que se responderá. En un marco como el actual, la mismísima institución Junta de Andalucía se juega futuro.

  HEMEROTECA
  Las fotos 'raras y curiosas' del día

TEXTO

DESCRIPCION
 Ver galería »
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondemalaga.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otras publicaciones del grupo
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad