Cartas al director

 05:00  

De camino a la universidad ahí lo veo, como casi todos los días, dubitativo, con la mirada perdida, hablando con la pared. Dos latas de cerveza le acompañan, las cuales le han entretenido la noche. Veo a un ser humano que sólo es sombra de lo que fue y de lo que pudo ser. Paso a su lado, giro la cabeza y sigo con mi camino.
Me pregunto dónde están los servicios sociales, los especialistas, los centros en los que recluir y ayudar a personas como él. ¿No forma parte de nuestra sociedad? ¿No ha contribuido lo suficiente? Qué dura e injusta es la vida, y qué mísero es el estado de bienestar de este país tan desarrollado llamado España, que no muestra un ápice de clemencia mientras recorta en derechos sociales. Cada enfermo que deambula por las calles, sea alcohólico, drogadicto, o enfermo mental, es un desgarro en la conciencia de esta sociedad incivilizada, insolidaria y de este Estado tan sólo preocupado en pagar los intereses de una deuda odiosa, abusiva y opresiva.
Las cicatrices del bienestar
Jesús Pintos Ramírez
Málaga


El verdadero desastre de la enseñanza española no son los ajustes del Gobierno de Rajoy como pretenden algunos profesores, sino su pésima calidad, retratada una vez más en una evaluación internacional. Los niños españoles de 9 años están peor preparados que la media europea y de la OCDE en ciencias, matemáticas y comprensión lectora; la proporción de alumnos rezagados es del doble. Los datos corresponden a marzo de 2011, cuando aún no habían llegado los recortes de Rajoy y gobernaba el Sr. Zapatero. Entonces nadie protestaba y los sindicatos de clase guardaban un silencio espeso y cómplice ¿Recuerdan cuando el entonces presidente pedía cariño a los sindicatos que hoy salen a la calle?
El desastre educativo viene de antes
Pedro J. Piqueras Ibáñez
Málaga


Escribo esta carta con la intención de que usted se empatice con nosotros y vea que trabajar en un lugar donde se padece frío no es cómodo ni resulta agradable. Mi queja es producida por la rotura de las estufas de las clases 55 y 56 en el instituto Ies Campanillas que producen la ausencia del calor y la presencia del frío. Lo único que pido es que arreglen las estufas porque en estas condiciones es difícil trabajar.
Sin estufas en el ies campanillas
José María Fernández
Málaga

Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine