Málaga de un vistazo

El espíritu de Navidad

 05:00  

Ignacio Hernández En el momento en que esta sociedad –donde indefectiblemente vivimos y actualmente padecemos– se nos vuelve del revés, transfigurando nuestra existencia en un submundo donde las trompetas apocalípticas –muy mediatizadas– no dejan de tronar, la esencia navideña aparece con rigores emocionales inusitados en este doliente 2012.

El Espíritu de Navidad es celebrado el 21 de diciembre –trance de especial vibración magnética ya que el sol se mantiene durante tres días en el mismo lugar y la tierra apunta durante este período hacia el centro de la galaxia, donde se concentran un mayor número de estrellas- y hasta el 25, comentan los expertos, llega un momento mágico del cual estamos muy necesitados en este orbe deshauciado por tragedias, desgracias e infortunios. Si decidimos retomar en estas fechas esa conciencia positiva es para poder acceder a un orden nuevo; en proyectarnos hacia un sentimiento afirmativo que, aún sin ganas, debemos de implementar en nuestro ánimo para no dejarnos absorber por la derrota interior. Parafraseando a José Saramago –aplico la teoría del Reencuadre en estos momentos que se ciñen tristes–, pienso que el abatimiento en el que estamos inmersos tiene que tener algo de positivo porque nunca es definitivo. Guarezcámonos en la sustancia navideña e incorporemos la ilusión como aliada aunque pueda parecer discordante con el entorno que soportamos.

Por todo ello, en esta Natividad que afrontamos, emprendamos una andadura esperanzada –si cabe–. San Agustín dice: «Dios lo que más odia después del pecado es la tristeza?». Así, que les invito a que realicen –con esfuerzo– un guiño con perspectiva optimista. Mis felicitaciones a todos los malagueños; muy especialmente a la comunidad agustina y a todo el personal del colegio Los Olivos: docentes, alumnos y padres para que puedan compartir con sosiego El Espíritu de Navidad en Málaga.

Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine