En corto

Signo de normalidad

22.12.2012 | 01:36

El día del fin del mundo, al amanecer, Venus, hacia Oriente, titilaba igual que una estrella, como si quisiera dejar de ser planeta. Luego emboqué hacia el centro justo en ese minuto fronterizo en que cambia el ritmo callejero, cuando aún se circula bien pero la gente ya anda a carreras. Un viento huracanado y templado no dejaba asentarse la geometría virtual de la ciudad, y las calles perdían aplomo. En Radio Clásica sonaba 5 Novelettes, de Niels Gade, en el aniversario de su muerte, pero de pronto se impuso otra frecuencia en la que alguien (no era Roy) cantaba California Blue. Al ir llegando al trabajo las Novelettes y California Blue alternaban a cada poco: yo iba por la frontera entre dos dominios, justo sobre la grieta. Junté las señales, con cierta sensación de vértigo, y sólo me tranquilicé al comprar el periódico con las noticias de cada día sobre la crisis y sus secuelas.

Opinión

PEDRO J. MARÍN GALIANO

Dispensa en el tren de cercanías

Tanto Cervantes como Lope, Quevedo o Calderón de la Barca, entre...

 
 

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ VERA

Ni agua a los malagueños

Acabada la feria, aún mal digeridos los crímenes de Barcelona, el regreso a esa rutina tan...

 
 

Trump y lo global

Ha habido, y habrá, mucha literatura al respecto. Toda, desde antes incluso de su elección,...

 
 

MARIO D. BRAÑA

Un poco de ´seny´, por favor

El Barc?a atraviesa la tormenta perfecta para dar carpetazo durante...

 
 

Cartas al director

Violencia TerroristaDe nuevo ha vuelto a golpear el terrorismo matando gente inocente, esta vez...

 
 

LUIS GANCEDO

La hora de los salarios

La economía crece el 3% y los salarios lo hacen apenas el 1,3% según los...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine