VOTE ESTA NOTICIA
En corto

Troyanos

06.06.2013 | 05:00

Resulta lógica que se dote a la policía de armas adecuadas para su trabajo, y no tenga que enfrentarse a misiles con espadas. Visto así, parecería normal el uso de troyanos para entrar en los sistemas informáticos de presuntos delincuentes. El problema, como siempre, son los daños colaterales y el llamado fuego amigo. Un delincuente se comunica con sus cómplices, pero también tiene novio o novia, familia, amigos, vecinos de red o coleguillas inocentes, que además pueden ser muy inocentes. Cualquiera que pase cerca de su red se verá alcanzado de un modo u otro por la pesquisa, y las ya acosadas intimidad de las comunicaciones y protección de datos serán un villancico. Todo esto en el mejor caso, o sea, el de que los vigilantes hagan su trabajo sin sucumbir a la menor tentación. Con tantos daños colaterales al final resultará que, en términos prácticos, éramos el enemigo. ¿lo seremos?

Opinión

Morir de éxito

Lo dijo un ingeniero en una reciente rueda de prensa y yo lo suscribo: en las altas esferas de...

 
 

PEDRO DE SILVA

Una de miedo, para empezar la semana

¿Será posible que (como he leído) el pueblecito inglés en que Isabel...

 
 

JOSÉ LUIS GONZÁLEZ VERA

Nuevo arte malagueño

El devenir de las autonomías está desembocando en una parcelación de todas las actividades, con...

 
 

PEDRO J. MARÍN GALIANO

La calle de las bragas

Pues eso. Que así, de repente, sin saber muy bien cómo se inició esta...

 
 

DANIEL CAPÓ

Las 95 tesis

El pasado 31 de octubre se cumplieron cinco siglos de un acontecimiento que cambió el...

 
 

ALBERT CANO

Crecimiento sin mejora

Desde que «hemos salido» de la crisis, una pregunta obsesiona a los analistas...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine