En corto

Rumbo al banco de arena

12.06.2013 | 05:00

Puesto que Aznar sigue ahí (por lo que su anterior irrupción no era un berrinche como algunos pensaban), puesto que ayer la derecha mediática ensalzó su discurso e incluso una parte situó al autor como alternativa casi inmediata a Rajoy, y puesto que la combinación de «reformas de alta intensidad», reducción del Estado y menos impuestos no tiene otra lectura que un tajo decisivo al Estado de Bienestar, no hay duda ya de que el nuevo proyecto que aflora es abandonar el centro y gobernar en derecha-derecha. O sea, dinamitar el centro-derecha que al final Rajoy encarna. Ese discurso siempre concita los aplausos más nutridos, pues el centro nunca aplaude, su marca de agua es el silencio. La cuestión reside en si el nuevo barco botado tiene agua debajo, y hasta ahora en España nunca la ha tenido. De modo tal que el aznarismo puede lograr, si cuaja, el suicidio perfecto, sin ayuda del PSOE.

Opinión

Cuánto duraba un beso a los 15 años

Hay unos 300 chavales de esa edad en la sala grande de los cines El...

 
 

LUIS RUIZ PADRÓN

Neolengua

Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? ¿Por qué llaman rehabilitación a lo que es un...

 
 

RAFAEL DE LA FUENTE

Marbella y la librería Mata

Sus fondos eran perfectos y tenían la capacidad de conseguir rápidamente cualquier libro que el...

 
 

MIGUEL A. SANTOS GUERRA

Buen profesional, profesional bueno

¿Qué profesionales entrega la institución universitaria a la...

 
 

MATÍAS VALLÉS

El PSOE los envía a la cárcel

Baja levemente la tensión en Cataluña, y de inmediato se recrudece un...

 
 

JOAQUÍN RÁBAGO

El arte como trofeo

¿Quién puede presumir de tener en el salón de su casa nada menos que un cuadro salido de la...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine