En corto

Subvención político

14.06.2013 | 01:13

Aunque la expresión tiene más acepciones, se conoce, como política de campanario la que sólo se hace cara a los feligreses del pueblo. Nunca he estado del todo en contra de ella, pues una de las peores desdichas de la política es el mal de altura, que lleva a gobernar desde la estratosfera, sin tener en cuenta lo que quiere la gente a ras del suelo, pero cuando la política de campanario se enseñorea de vastos espacios la desdicha es todavía mayor. Lo más adecuado es una combinación entre política de altura y política de campanario, cada una en lo suyo. Hoy Europa ha caído en manos de la política de campanario de una de sus naciones, y si esto no se corrige en seguida será el fin del proyecto. Que toda la política económica de la UE contra la crisis (errada o no) quede al final en manos de un Tribunal alemán, y no del Parlamento Europeo, da la medida de la subversión que se ha producido.

Opinión

Trabajo en grupo

El informe PISA ha descubierto nuestro anarquismo e individualismo. Dice que no sabemos...

 
 

El Cazador Othello

Pablo Laso pidió su salida del equipo este verano ante la incredulidad de muchos dirigentes...

 
 

ENRIQUE BENÍTEZ

Una mujer para la historia

Concepción Loring Heredia fue la primera mujer que intervino en el Congreso

 
 

F. J. CRISTÓFOL

La luz de la Navidad

Aquellos años en los que nos quejábamos del dispendio económico que suponía la espectacular...

 
 

Apuñalamiento en misa

Estaban en misa. Cabe preguntarse si todos los presos van a misa en Soto del Real por fe o...

 
 

PEDRO DE SILVA

Pesimismo relativo

Al ser la democracia la patria del relativismo, las verdades absolutas son incompatibles con...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine