En corto

Celebración

24.06.2013 | 05:00

La antropología suele atribuir a las hogueras en los días del solsticio el propósito de dar fuerza al sol, animándolo en su trabajo justo cuando ya empieza a decaer. Una forma de magia simpática. Desde luego no hay por qué imaginar esa intención en los miles de jóvenes y mayores que anoche practicaban el rito, pues los ritos suelen ser justamente formas sin contenido actual, como la mayoría de lo que hacemos. El caso cierto es que todo lo que empieza a irse poco a poco nos hace nacer la nostalgia y, en dosis mayores, la melancolía, el medio en el que nos sentimos bien la gente de Occidente. El verano es siempre, de este modo, una cálida decadencia, pues los días son cada vez más cortos, como la vida misma y sus pasiones varias. A partir de ahora subirán las temperaturas, que a su vez es el modo que tiene el sol, metiéndose en la tierra, de animarnos y devolvernos el cumplido.

Opinión

LOLA CLAVERO

Por el honor de una mujer

Ser mujer se ha vuelto a poner difícil en estos tiempos, pero la dificultad nos estimula....

 
 

Diccionarios

Elector: el que goza del sagrado privilegio de votar por un candidato que eligieron otros

 
 

JUAN GAITÁN

Agua de otoño

Se acerca el invierno y seguimos anticiclónicos y secos. El otoño se nos acaba, pero antes de...

 
 

JUANA FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ*

Consumir o morir

En nuestra sociedad, los residuos crecen y crecen a pasos agigantados. Al mismo tiempo, se...

 
 

PEDRO DE SILVA

Respirar

Hay artículos de lujo y artículos de primera necesidad. Parece fácil distinguirlos, pero no lo...

 
 

JUAN JOSÉ MILLÁS

¡Atención!

¡Qué rara, la afirmación de Oriol Junqueras según la cual su condición de creyente resulta...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine