Cartas al director

11.10.2013 | 05:00

Que no se canse Francisco
Admiro mucho al papa Francisco por sus esfuerzos a su edad por los pobres, los emigrantes y la paz. Antes en Lampedusa y ayer en Cerdeña está haciendo él solito los gestos que los demás deberíamos hacer.

Que no se canse. Ojalá llegue a añadir a su opción preferencial por los pobres , la opción preferencial por la sostenibilidad.

Porque si ya son insoportables los dramas de pobres emigrantes, mucho más numerosos e insoportables serán los dramas que padecerán nuestros hijos cuando dentro de 40 años les resulta la tierra, por nuestro CO2, más inhóspita aún que ahora a los actuales pueblos en miseria.
Pablo Osés
Fuengirola




El papelón de los políticos
Sabemos que existe un mecanismo psicológico de defensa que consiste en condenar a los demás por lo que somos nosotros, en dicho popular «el ladrón cree que todos son de su condición». Este mecanismo lo utilizan con frecuencia los políticos, sin saberlo o a conciencia con lo cual se quedan ellos tan satisfechos. Lo peor del caso es que además tienen razón porque la corrupción alcanza a los dos grandes partidos principalmente.

Hace unos días Rajoy le espetó a Rubalcaba en el Congreso «el papelón que le obliga a hacer su partido» con lo cual es como si se lo dijera a sí mismo, porque razones tiene de más para ello si pensamos en la ministra Ana Mato, en los privilegios de Bárcenas, en los recortes en contra de su voluntad, según dice, etc. Pero me refiero a este caso porque me resulta más chocante que los muchos que se observan en nuestros gobernantes.

El papelón, es que está haciendo el Sr. Rajoy, siempre obligado por alguien o por algo, ¿o no? Tenía la impresión de que Rajoy hablaba poco, precisamente para no hacer el ridículo, pero resulta que no, que rostro no le falta para hacer un papelón.
Pedro Gómez
Málaga




El alpiste de la deflación
Quien crea que la bajada de la inflación y la prima de riesgo son índices reales de que la economía mejora sustancialmente y que la recesión va cediendo terreno a un hipotético emerger del fondo del pozo de esta crisis no está en lo cierto, porque no se constata en el cesto de la compra ni artículos de 1ª necesidad, dado que lo real es la subida imparable de precios del gobierno de Rajoy, recortes, congelaciones de salarios de los funcionarios, fallida reforma laboral, despiadada reforma de las pensiones, etc. Todo ello provocando una pérdida incesante del poder adquisitivo de los españoles. Cuando oímos al ministro de Economía Sr. Luis de Guindos, proclamar que todo lo que el PP nos hace es para una sostenabilidad del sistema y que no pasa nada, que todo queda compensado y no hay ningún motivo para creer lo contrario, este señor, que procede de la Broders, quiere ignorar la veracidad del drama que sufre esta sociedad, saliendo de vez en cuando en los medios con sus ágiles expresiones y argumentos sacados de no sé cuáles libros de rancia economía. Lo cierto es que la táctica de Moncloa es seguir, poco a poco, con su ofensiva política represiva de no saber por dónde van, procurando acercarse a las próximas generales con la esperanza de ganar tiempo y volver a engañar de nuevo a esta castigada sociedad. De ninguna manera son creíbles.

La sociedad es quien recibe las consecuencias de esa falta de eficacia en conseguir que la banca abra créditos y nuevas líneas de financiación a más del 80% de la industria privada, así como a autónomos y particulares que quieren ser los emprendedores de los que tanto se habla en el Congreso de los Diputados y comunidades autónomas. Mientras, los 40.000, millones de euros del rescate bancario de Bruselas, se los ha quedado Bankia.

El ICO mira con lupa a quien le pide financiación, y cuando le encuentra un problema de deuda pendiente al solicitante, la mayoría de las veces lo consideran insolvente y carente de la confianza necesaria para prestarle el apoyo que necesita. Así, una y otra vez, seguimos en esa dinámica negativa que provoca más paro y cierre de empresas, lo que lleva a más miseria (alpiste), y parálisis comercial de la población por falta de liquidez, (deflación). De ahí que los ciudadanos creamos que lo de que Santamaría, Montoro y De Guindos preven mejoras para 2014, ni ellos mismos se lo creen.
Luis Vinuesa Serrate
Málaga

Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine