En corto

Consuelo sobre el final del libro

23.04.2015 | 05:00

Que la escritura nazca a la vez que la agricultura, y el rectángulo escrito sea el del campo acotado, siendo surcos los renglones, es asunto viejo. Dos formas de echar mano a la naturaleza, para hacerla nuestra y tomar la utilidad de cualquier cultivo, sus nutrientes. Visto así, el ocaso del libro de papel nos alejaría algo de ese común origen, al perder la relación genética con las plantas, madres del papel, pero a cambio libera al árbol de su esclavitud, y la pantalla mantiene la forma, proporciones y surcos. Por otra parte el cambio del papel por la pantalla, en la que se proyecta la electrónica, sería un modo también de ir más al fondo de la naturaleza, aquel en el que los electrones, incluidos los de la materia del papel, hacen su vida. Tampoco cambia la distancia entre los ojos y lo escrito, que da la medida de esa relación entre vida y ficción en que consiste la literatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

JUAN DE DIOS CRESPO

Sudar la camiseta

Eso es lo que se dice cuando se entra en un campo de fútbol, es lo que el entrenador, el...

 
 

ALBERT CANO

Por dentro y por fuera

Cómo lo venUna May cada vez más débil y un año de...

 
 

La pesadilla de las naciones

El otro día Pablo Iglesias hizo una disquisición sobre las naciones...

 
 

SUSU

Perdidos en la lluvia

Él caminaba bajo la lluvia. Con paso firme y rápido iba sorteando los pequeños charcos de entre...

 
 

Cartas al director

Criminales buenos y criminales malosUn preso político es aquella persona que ha sido...

 
 

GUILLERMO BUSUTIL*

La rubia del descapotable

Con alias de detective de cine y perfil hitchcock armado de pipa, rastreó los...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine