En corto

Peligros del dichoso coraje

01.05.2015 | 05:00

De la escena de mamá Toya Graham sacando a gorrazos a su niño Michael de la manifestación de Baltimore me quedo con la cara de otros quinceañeros ante la tragedia del colegui, al que mamá le ha cortado la corriente en pleno rito de paso por el expeditivo método de arrancar el cable. Cosas así han pasado siempre en las familias, pero ahora el suceso se hace evento global. ¿Qué será de Michael en el futuro?, ¿en qué se reciclará su vergüenza infinita?, ¿enderezará rumbo, y gracias a la beca que alguna universidad tal vez le reserve desde ahora llegará a dirigir un banco de negocios, y quién sabe si hasta la White House, para lo que tiene ya media campaña hecha, como perdedor redimido a tiempo?, ¿o la rotura de fibras en la autoestima hará de él un peligroso delincuente? Y en cuanto a Toya, ¿cómo digerirá su condición de icono mundial del coraje, tras haber caído en la red de las redes?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinión

Colarse en el metro

Algunos paisanos se pasan por el torno lo de que hay que pagar billete. El suburbano lo explica...

 
 

CARLOS PÉREZ ARIZA

Sequía total

La lluvia ausente se hace perenne, pero el pulso político está en otros menesteres menos...

 
 

DANIEL PÉREZ MORALES*

Amputar el metro

En nuestra ciudad se está coartando el progreso debido a la actitud irresponsable y partidista...

 
 

ADRIANA MARTÍN

Los valores del deporte

Que el deporte es una herramienta para educar en valores es innegable. Que además el...

 
 

HORACIO EICHELBAUM

Me duele la cabeza

Los periodistas deberíamos llevar un termostato para cuando desprendemos demasiado calor en los...

 
 

JUAN CARLOS BONILLA

Lujos

No sé si recordarán esto. Mick Dugan: «Estás preciosa». Tess McGill: «!Ya, pero me gustaría un...

 
 
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine