Málaga de un vistazo

El número pi y Ciudadanos

22.07.2015 | 05:00

Decir una nueva ola de calor castiga a la provincia de Málaga, en alerta amarilla, es utilizar mal el adjetivo ya que de novel no tiene nada esta calorina avezada y asentada desde comienzos de nuestro estío. El bochorno lo impregna todo en unas calendas perfiladas por lo paradójico, infiltrándose de forma notoria en la formación C´s.

Hoy se celebra el Día de aproximación de Pi debido a la manera de escribir esta fecha 22/7, cuya división es 3, 142857€, muy cercano al guarismo Pi, 3,141592€ Arquímedes razonó que el área de un círculo es el semiproducto de su radio por su circunferencia y la relación de ésta al diámetro está comprendida en uno de sus puntos con el 22/7. Pi es un número irracional. Tal constante se ha calculado por diversas aproximaciones a lo largo de la historia; no obstante, cuatro decimales de Pi con suficiente precisión bastan para sus aplicaciones prácticas, entonces la cuestión es ¿qué necesidad existe para buscar tantas cifras? Quizá ninguna, pero el hombre no se resigna aún a aceptar estos principios inescrutables.

En esta tangente analítica converge el malagueño ante los avatares surgidos tras las primarias de Ciudadanos, las cuales han abierto una apostema en la matriz del partido en Málaga. Una crisis cuyos adalides pretenden simular ante la evidencia, constatada tras unas elecciones muy competidas para designar quién lideraría la lista al Congreso. Desenlace, tres de los cuatro miembros de la junta directiva de la capital dimiten, reconociendo en algunos de los casos la existencia de «claras desavenencias». Cuando Irene Rivera pronuncia ¡Eureka!; Díaz, candidato de Cassá, muestra su desencanto y Sichar habla de falta de ética, Arquímedes mantiene: «Una mirada hacia atrás vale más que una hacia delante». La erótica del poder medra en Ciudadanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine