La señal

La actualidad de Quevedo

16.08.2015 | 05:00

Las cosas que tiene el pueblo. Un referéndum decidirá si la estatua del creador de aquella organización criminal, la Cheka –después KGB-, Félix Dzerhinski, vuelve a una plaza, de la que ya fue derribada en 1991. El padre del Terror Rojo resucita –aquí nunca murió–. Sólo 12.000 fusilados en dos años se le achacan al padre de la policía secreta de Lenin (la izquierda comunista siempre culpa a Stalin –saco de sparring–, pero la mente asesina fue la de Vladimir Ilich Ulianov). En estos lares, se procede a la retirada de símbolos de la Corona. Somos más finos. Comer y rascar todo es empezar, escuchaba yo de pequeñito. Los podemonios y sus compañeros de viaje ya pasan de la poesía a la prosa.

Pero me quedo clavado en un telediario: los senegaleses han desatado su furia contra el mobiliario público y el de los comercios de Salou, contra quienes los acogen en definitiva, por la muerte de un compatriota que, presuntamente, se arrojó por la ventana. Si se descubriera que los Mossos llegaron a tocarlo, lo suyo es que caiga todo el peso de la ley sobre estos policías autonómicos, pero si no es así, que caiga también la misma ley, que para eso tiene una venda en los ojos esta señora, contra los alborotadores que causaron daños públicos y esparcieron la denuncia de que lo asesinaron. El color de la piel, para un demócrata, no puede ser pasaporte de impunidad. Si es un demócrata, repito. Dejar sin curar estas heridas, nada bueno acarrea.

De vuelta, paso por el Soho, despacio. No sé si las bicicletas son sólo para el verano, pero las tiendas especializadas en las dos ruedas proliferan por toda la ciudad. Con los partidos emergentes han venido también estos manillares. Otros, simplemente, destrozan los móviles que el Ayuntamiento dispone. En cambio, Fali atiende con una profesionalidad de excelencia en Foto Vega, de calle Granada. De familia de fotógrafos, te explica distintas opciones al producto que buscas, te da su opinión€ ojalá todos te tratasen así. Y las Administraciones.

A quien ha recuperado el PP es a Manolo Marmolejo, pero se me cae Ana Mata, que tanto inspira, y Carolina España, que se reubica para las generales. Se ha apuntado un buen tanto Damián Caneda que, junto a Pepe Cobos, ha peleado para que Cervezas Victoria vuelva a fabricarse en Málaga. Pero, en realidad, de lo que todo el mundo habla es de la aparición de la Virgen a Cobos en la plaza de Ibn Gabirol, las cajas que está haciendo con El Pimpi. Quien ayuda es el alcalde De la Torre, que reclama por carta a dos ministros partidas concretas para la ciudad e importuna a Jorge Hernández Mollar, que le quedan días para dejar la Subdelegación y que tiene que apresurarse a vender inversiones. Gran persona.

Que el establishment está podrido no es un secreto para nadie pero que el Tribunal de Cuentas destape la bancarrota de los que pretenden dar lecciones a los demás€ si Ciu e IU son un desastre, ¡y quieren gobernarnos!, farsantes y de feria. Los colaboracionistas de Vichy callan y pelan los langostinos con parsimonia e impostura.

Menos mal que alegra el día la noticia de Monsalud Bautista, que llevará Turismo en el corral, se lo merece. La conocí en Rural Andalus, vino a la Tertulia del Congreso de Málaga hace más de veinte años, cuando estábamos en El Gallo de Indias.

El ahora alcalde cruzaba la calle y a las nueve estaba allí, hablaba con su hijo, entonces en el seminario de Granada, no había móviles sino unos teléfonos grises colgados de la pared. Salía de cenar a las 21 (el niño) y ese era el momento. ¡Ay, Paco, cuantas cosas! Ahora muevo el gotero con dificultad. Menos mal que siempre nos quedará Quevedo. Rasgaba aquel valiente rebelde de su tiempo en Amor constante más allá de la muerte:

Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera;
mas no, de esotra parte, en la ribera,
dejará la memoria, en donde ardía:
nadar sabe mi llama el agua fría,
y perder el respeto a ley severa.
Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
medulas que han gloriosamente ardido,
su cuerpo dejará, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine