En corto

Cuerpo y alma

07.09.2015 | 01:56

Es evidente que si no existieran frenos a la emigración el cuerpo de Europa duraría tanto como un helado sobre el asfalto en plena canícula. Esta es la premisa de razonabilidad para, a partir de ella, elaborar un discurso razonable. Pero es igualmente evidente que si ese discurso no se construye a partir del sistema europeo de valores, y de su sentido de la humanidad, el alma de Europa  duraría más o menos lo mismo. Entre esos dos polos de evidencia existirá durante mucho tiempo una tensión permanente, que es hoy la gran cuestión europea, a la que los políticos de cualquier signo deben dar una respuesta adecuada. Si no logran armar ese discurso, sin demagogia alguna, y desarrollar una praxis efectiva en coherencia con aquel, el campo europeo estará abonado para la xenofobia, una mala pasión de la que nadie debe sentirse libre si se dan las condiciones adecuadas para su gestación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine