Cartas al director

26.09.2015 | 05:00

«Mas» Arroz con habichuelas, por Juan Afán
Si todos los que están hasta la peineta del arroz con habichuelas (dicese de la coalición Junts pel Sí, formada contra natura) y su constante cantinela van a votar a estas, «Mas que unas elecciones autonómicas» se conseguirá pararles momentáneamente los pies y dar otra prórroga a la eterna reivindicación (hasta ahora sofocada a base de prebendas) de somos Mas... y mejores. De todas formas, con la historia reescrita bajo dictado y con una educación que desde niños intenta deformar la realidad a conveniencia, sólo se conseguirá aplazar la crónica de un desapego anunciado, ya que es difícil convivir el día a día contra corriente y su  constante inmersión.

Sea cual sea el resultado, todo seguirá igual, las posturas inamovibles, ya que ceder engorda al monstruo y poner firmes está mal visto en los matrimonios cuando uno de los dos pide el divorcio. En este caso el matrimonio es de uno solo con parte de sus miembros, donde todos los demás van a salir afectados y creo que el amputado por voluntad propia un poco Mas.

Extrapolando en política ficción, pide el cuerpo ver a quién echan la culpa los directivos culés cuando un defensa tuercebotas lesione a uno de los crack... de su liga. El Barça habrá desaparecido de la de España, ya que en caso contrario serían monumentales los disturbios en cada campo y alrededores si se les permitiese participar. Dije hace tiempo que los gritos del minuto 17 eran escupir para arriba... y al tiempo.

Los políticos, a veces huyendo de la justicia (o intentando controlarla en un país Mas pequeño que es casi lo mismo), toman caminos que Mas parecen despropósitos y no entienden que las personas quieren paz, trabajo, seguridad y pertenecer a naciones cuanto más fuerte e importantes mejor. Y, en este caso, hasta hoy todos los españoles pertenecemos a la Unión Europea... aunque a solas todos somos ciudadanos del mundo y Europa tiene algo que decir y temer en este caso, ya que como se dice por aquí, si Catalunya empieza el jamón... ¿quién vendrá después? Por efecto contagio o de regiones más prosperas dentro de su país, ¿no es la Unión Europea un proyecto para equiparar en paz el progreso y los derechos sociales, la riqueza, las oportunidades etc?

Decía Charles de Gaulle (Patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero, Nacionalismo cuando el odio por los demás pueblos es lo primero). Creo que unos cuantos iluminados están consiguiendo crear odios donde deben coexistir espacios de convivencia que a todos benefician, por supuesto que mejorables pero sin chantajes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine