Punto final

Ronaldo tampoco marca con Portugal

La frenética actividad goleadora que Ronaldo tiene en el Real Madrid sigue sin plasmarse en la selección que capitanea, con la que disputará su cuarto Europeo

10.10.2015 | 05:00

Cristiano Ronaldo atraviesa una fase discreta en el capítulo goleador con la selección portuguesa, en la que se ha quedado sin marcar en seis de sus últimos nueve encuentros, el último en el Portugal-Dinamarca (1-0). Desde hace un año, exactamente cuando Fernando Santos tomó el testigo de Paulo Bento como seleccionador, Cristiano Ronaldo, de 30 años, ha logrado anotar en tres de los nueve encuentros internacionales en los que ha participado, sumando cinco aciertos.

Dos goles repartidos en los triunfos por la mínima ante Dinamarca y Armenia, en 2014, y tres en un hat-trick ante ésta última selección, en junio de este año.

De este modo, sus goles han proporcionado tres triunfos a Portugal, traducidos en nueve puntos, esenciales para que los lusos se hayan clasificado al Europeo del 2016 directamente sin pasar por la repesca (como había ocurrido en los tres últimos grandes torneos).

Pero la frenética actividad goleadora que Ronaldo tiene en el Real Madrid sigue sin plasmarse en la selección que capitanea, con la que disputará su cuarto Europeo (2004, 2008, 2012 y 2016) y con la que ya jugó tres Mundiales (2006, 2010 y 2014).

Suma con «las quinas» 55 tantos, más que nadie en la historia de Portugal, en 123 partidos (media goleadora por encuentro del 0,44), lejos del casi un tanto por encuentro que promedia con el Real Madrid.

Exceptuando los dos partidos frente a Armenia y el de Dinamarca del 2014, Ronaldo se ha quedado en seis sin perforar las redes durante el último año.

Dos amistosos contra Francia (saldados con derrotas), uno contra Argentina (triunfo), y los tres victoriosos partidos oficiales frente Serbia, Albania y Dinamarca, éste último diputado el jueves en Braga. En el estadio Municipal de esta ciudad norteña se le notó poco cómodo en la posición de ariete.

Remató a puerta tres veces, una en la primera mitad y otras dos en la segunda; las tres negadas por Kasper Schmeichel, hijo del mítico Peter Schmeichel. Y se enfadó con el joven Bernardo Silva, cuando el habilidoso extremo optó por chutar en vez de pasarle. En la marca de los libres tampoco estuvo afortunado.

El 4-3-3 que ideó Fernando Santos puso a Ronaldo en la posición central del ataque, donde se sintió encajonado. Con Silva en una banda y Nani en otra, el astro del Real Madrid bregó sin éxito con los centrales daneses Simon Kjær y Daniel Agger, dos torres de 1,90 metros que le controlaron.

El capitán de Portugal perdió de alguna manera el factor sorpresa que tanto ha explotado en su carrera: partir de una de las dos bandas para entrar a zonas de remate. «La mejor posición de Ronaldo es la de marcar goles», había comentado Fernando Santos el miércoles, en la víspera del encuentro ante Dinamarca.

Dio la sensación de que el Balón de Oro del 2008, 2013 y 2014 se encuentra más a gusto en el 4-4-2, con el que Santos ha probado en otros partidos, que como atacante de referencia.

El problema es que los portugueses siguen sin encontrar a su ariete ideal y, para muchos, el que mejor puede suplir esa carencia es Cristiano Ronaldo, quien ya no estará el domingo en el intrascendente encuentro ante Serbia por decisión del seleccionador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine