Tribuna

En pelotas

Quien sí aparece en pelota picada, o sea desnudo y con las vergüenzas al aire es el partido que mal nos gobierna, o sea el PP

16.10.2015 | 05:00

Con un nudo en su preclaro cerebelo se sentó delante de María Jesús Montero, consejera de Hacienda. A mi amigo, con muchos quinquenios en política, no le llegaba el traje al cuerpo porque debía defender el presupuesto que gestiona en una empresa pública y no las tenía todas consigo en poder sacar adelante los números que llevaba. María Jesús Montero, pelo revuelto y ojeras de una noche en blanco por aquello de cuadrar partidas, fue desmenuzando los números, metió tijera por arriba y por abajo, sin apenas permitir más explicaciones que las necesarias y le dijo a mi amigo: esto es lo que hay. Y añadiría: Date por satisfecho. Mi amigo se levantó y ya en la puerta comentó: «Si me quedo unos minutos más salgo en pelotas». Más menos esto ha venido sucediendo en la negociación interna del presupuesto de 2016, con gerentes y gestores aceptando que el horno no está para bollos. Y así ha sido. Andalucía, pese a las oscuras y deleznables maniobras del Gobierno de Rajoy, saca adelante unos presupuestos de calidad y de creación de empleo. Con el apoyo de Ciudadanos pero que en palabras de Albert Rivera son los presupuestos del PSOE, de la Junta y de Susana Díaz. Otra forma de gobernar que ha dejado en pelotas al PP andaluz, con Bonilla desaparecido y dejando que Loles López se coma el marrón, que para eso está. Hay presupuestos, hay gobernabilidad; gana Andalucía. Javier González de Lara, presidente de la CEA, es lo que quería.

Y en pelotas anda la jueza Alaya, pese a su profundo armario, modelito va, modelito viene. Lorenzo del Río, el presidente del TSAJ, le ha hecho un traje a su medida sacándola de la instrucción de los ERE y por unanimidad. Lorenzo del Río, sin alzar la voz y con argumentos sólidos ha zanjado una controversia judicial que se eternizaba. La magistrada Alaya se ha ganado a pulso que la apartaran después del rapapolvos que endilgó a su sucesora en el juzgado número 6 y dejara en entredicho al propio tribunal superior y lanzara tormentas de sospechas sobre la amistad del consejero Emilio LLera y la jueza Rubio. Es deseable que se sustancie cuanto antes el caso de los ERE para que deje ser arma arrojadiza que a diario emplea el PP para tapar sus vergüenzas y, sobre todo, para que de una vez por todas, queden limpios de polvo y paja a quienes la juez Alaya quería empurar. En todo este proceso he sostenido que Chaves, Griñán, Zarrías, Magdalena Álvarez y los miembros del consejo de IDEA, de los que 8 fueron imputados ayer mismo, ni se llevaron un euro, ni son responsables de que otros metieran la mano. Parece que la nueva juez encargada de la instrucción quiere meter velocidad de crucero al caso. Mejor es así y se termine, de una vez por todas, el interminable calvario de quienes llevan años en la picota, con su honor y honestidad pisoteados, aunque como tiene dicho Griñán, el daño moral y familiar es ya irreparable.

Quien sí aparece en pelota picada, o sea desnudo y con las vergüenzas al aire es el partido que mal nos gobierna, o sea el PP que con su legislatura de rodillo quiere llegar al final de sus cuatro años en plan matón al dejar unos presupuestos a los que ya Bruselas ha tumbado aun antes de que entren en vigor. ¿Quién va a votar al trilero que ya ha mentido ocultando que, como mínimo, habrá que hacer recortes de hasta diez mil millones de euros en 2016? Y en pelota, con bronca de por medio, anda Cristóbal Montoro soltando dardos envenados contra todo lo que se mueva en el PP. Bronca en un broncoso PP que tuvo su martes y trece y que, a este paso, terminará peor que la UCD. Menos mal que para arreglar tanto desaguisado el ínclito Moragas se ha sacado un vídeo que, si lo observan con detenimiento, verá que hace realidad el recorte de diez mil millones de euros que el gobierno de Rajoy ha hecho en la sanidad pública. Lo dicho, en pelota «picá». Y Soraya como bailonga.

PD.– (1) Soñé que montaba en una patera al arzobispo Cañizares y quedaba abandonado en aguas del mar de Alborán porque su ilustrísima necesitaba probar en carnes propias el dolor y el sufrimiento, con espíritu cristiano y de resignación. ¿Por qué no lo hace realidad y descubre si todo refugiado es o no trigo limpio? Jesús, lo hubiera hecho.

(2) Soñé que Artur Mas era elevado a los altares del martirologio en el calendario «pepiano», bendecido por Jorge Fernández, que de eso sabe un poco.

(3) Soñé que Rafael Hernando, el portavoz pepero y diputado cunero por Almería, se inscribía en un máster de buenos modales y me sentí defraudado porque el circo político perdía a un animador de primera fila.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine