Con otra cara

Los desnudos ya no venden

18.10.2015 | 02:06

La revista Playboy va a dejar de publicar desnudos en sus páginas a partir de marzo tras 63 años teniendo su mayor reclamo en las chicas que han ilustrado sus portadas y sus reportajes interiores y que ayudaron a lanzar al estrellato a iconos sexuales como Marilyn Monroe, que protagonizó su primer número, Madonna, Pamela Anderson o Sharon Stone.

Ojalá pudiera decir que la revista, fundada por Hugh Hefner en 1953, dejará de sacar, sin más prendas que sus tacones, a veinteañeras esculturales porque el físico ha dejado de primar frente al intelecto, pero no es cierto. Lo que está pasando es que hay un exceso de oferta sexual con el que no pueden competir las famosas «conejitas».

Y es que, en internet, en cuestión de segundos y gratis, se puede acceder a miles de páginas pornográficas que convierten en trasnochado un desnudo, aunque sea de Naomi Campbell. Dado que uno de los principales reclamos de la famosa publicación es el sexo, esa facilidad que otorga internet a quien quiera pegarse una panzada de porno ha provocado que la revista haya pasado de vender 5,6 millones de ejemplares en 1975 a solo 800.000 en la actualidad.

Ante esta situación, han decidido renovarse y mejorar y ampliar su oferta de reportajes y entrevistas. Además van a intentar abrir el abanico de clientes bajando la edad de los potenciales lectores a los 13 años frente a los 18 a los que les obligaba hasta ahora la exhibición de tanta carne en sus páginas.

Dicen que no es que no vaya a haber chicas, claro, pero al parecer van a ir más a insinuar que a enseñar adaptando además las fotos a los gustos de la juventud con imágenes más naturales tal como suelen ofrecerse en las redes sociales. Ellos mismos han comprobado los beneficios de ampliar su público potencial. De hecho, este verano probaron a retirar los desnudos de su página web y pasaron de 4 a 16 millones de usuarios nada menos al tiempo que bajaban la edad de sus lectores de los 47 a los 30 años al posibilitar que cualquiera pudiera entrar a la web a cara descubierta sin miedo a que le pillaran en casa o en la oficina mirando el culo de una modelo.

Pero no todos están de acuerdo en esta campaña de castidad obligada. Dado que cada franquicia tiene capacidad para elegir sus contenidos, tras el anuncio del Playboy norteamericano ha saltado a la palestra el editor de la publicación en Mexico, Arturo Flores, asegurando que con ellos no va la cosa y que su edición va a seguir llevando chicas desnudas porque, pese a la oferta de sexo en internet, «el mercado mexicano quiere los desnudos, funcionan y venden. Será la sangre latina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine