En corto

Gracias, Emiratos

19.10.2015 | 05:00

Tras la subasta de los dos Ferrari regalados por Emiratos Árabes Unidos al Rey Juan Carlos y entregados por éste al Patrimonio del Estado, las cuentas públicas estarán más saneadas, aunque sea en una magnitud pequeñísima, y los contribuyentes pagaremos una minúscula parte menos. Por tanto, y no sólo por eso, hay que agradecer a los Emiratos el detalle, pues una cosa es que tales regalos no casen con las prácticas institucionales de una democracia, y otra que el gesto en sí no tenga valor. Los viejos refranes forman parte de la intrahistoria, y sus mandatos están impresos en los códigos del pueblo, aunque las clases medias, recién llegadas a menos pobres, con frecuencia los olviden. Hay uno que dice de bien nacidos es ser agradecidos, y otro que dice no muerdas la mano que te da de comer. Desde aquí se besa respetuosamente la mano del Emir, aunque uno no tenga el gusto de conocerlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine