Cien líneas

¡Firmes!

06.11.2015 | 05:00

Toma perroflautas. El teniente general José Julio Rodríguez Fernández, que fue jefe del Estado Mayor de la Defensa –o sea, el mandamás en la práctica del Ejército–, acaba de fichar por Podemos. Irá de número dos en la lista de Zaragoza.

«Rojo el frente de banderas / avanza la revolución / son los obreros en armas / los soldados del soviet». Pues no. De eso nada de nada. No son unos incendiarios. Y está descartado que Rodríguez Fernández esté chiflado.

Ni bolcheviques ni zarrapastrosos. ¿Entonces? Revolucionarios de la especie conocida como indignados.

Recuerdo muy bien, hace unos años, al general Rodríguez en una fiesta en Madrid que no viene al caso, con una seriedad que imponía y todo el mundo haciéndole reverencias. Un mundo de campanillas, claro.

Pues ahora, ya lo ven, camino de convertirse en ministro de Defensa, lo que sería del todo normal ¡pero con el carné y por la vía podemita!
Tanto reírse y/o abominar de algunos líderes de Podemos y, zas, un teniente general: todos firmes.

Vivimos un proceso revolucionario y afortunadamente por cauces pacíficos. Ojo, los violentos están agazapados así que lo mejor que puede ocurrir es que Podemos tenga éxito. Como se hunda tomarán protagonismo los biznietos de Durruti. No hay mejor antídoto contra la revolución clásica que el radicalismo moderno.

En alguna ocasión he escrito que detrás de Podemos estaba Julio Feo –o un sucesor aventajado–, aquel agente de la CIA o de quien fuese que montó el PSOE. Esfumado el cuento del puño y la rosa inventaron Podemos, que Dios bendiga, porque la alternativa sí que da miedo.

¿Qué espera Gallardón para sumarse?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine