En corto

Un general a las generales

06.11.2015 | 05:00

Un gusto, que Podemos haya fichado a un general de cuatro estrellas, aunque no se si aguantará una asamblea de la cosa. Los militares no parlan el argot politiqués, y sacan del fondo de armario un modo antiguo de hablar, tercio vintage, tercio castizo, tercio intrahistoria, que va en el código genético de la milicia, con la mujer española de siempre de referencia emocional implícita. El general de Podemos, planta recia y viril, propone un programa básico para Catalunya: enamorarla. No es precisamente «haz el amor y no la guerra», eslogan de origen antimilitar, sino algo más naïf, pues Catalunya al final no quiere amor, sino pela, y sólo se entregará pagando, aunque mejor siempre pagando que pegando. Le diría que no se deje desdibujar como militar, o no mandará el mensaje que encarna, el de reserva de autoridad, algo que según en qué tiempos y para quién inquieta o tranquiliza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine