La señal

La abuelita se come a Caperucita

08.11.2015 | 05:00

Antonio Gaspar dio de mano y pasó el testigo a Ignacio Carrasco en la AUGC. Este guardia civil regresa al puesto de mando en el puerto después de los preceptivos trámites en un crucero atracado en el dique de Levante. Me dice que ya ha cumplido, que son muchos años defendiendo a sus guardias, lo conozco desde hace más de una década y lo ha pasado francamente mal, pero siempre he pensado que sabía, o debería haber sabido, dónde se alistaba, un cuerpo de disciplina militar en el que los derechos tienen sus límites, como en la judicatura, la milicia€ Mira que el teniente general Julio Rodríguez se haya ido con los nuevos bárbaros€, es un mazazo para los militares, se va con el enemigo, para los que la unidad de España es de sintaxis fascista, él, que juró defender la bandera por su honor. Estos son tiempos de eso, de Irene Lozano, de la excomandante Zaida Cantera, de asaltacapillas y tuiteros antisemitas, de okupas€ ¿no se disfrazó el lobo de abuelita para comerse a Caperucita Roja? Más benévolo es el catedrático Juan Torres –coautor del primer proyecto económico de Podemos–, «es un fallido de lo que se propuso ser», dice ahora que no lo quieren. Por cierto, Fernández Toxo está más cómodo sin entrar en el frente constitucionalista freno del separatismo. Le tengo que decir a mi amigo Antonio Herrera que me explique el por qué, eso será el 17, que hay tenida. Mientras, avanza el golpe posmoderno de Mas y salgo de mi ensimismamiento porque toca en los cristales de Agapea, en el CAC, Fernando Francés, señor de estos dominios, hojeaba Yo fui la espía que amó al Comandante, de Marita Lorenz, amante de Castro, cuando pún pún€ Me dice que tiene razones para el contento, la verdad es que sí, las exposiciones del disidente chino Weiwei y Borremans –que tardará mucho en exponer- le dan un espaldarazo. Quedamos en hablar. Ya todo gira en torno al Soho, ¿ven ustedes?: Gaspar en el puerto, CAC, almuerzo en La Deriva o Al Yamal, Bankia de la Alameda de Colón, los desayunos de La Recoleta€

Francés no sabe que un empresario muy conocido y de piel crema tostada está limitando al máximo las llamadas desde sus dos teléfonos móviles, sólo habla desde fijos y no siempre los mismos, vamos, complicando las cosas, pero siente que van a por él. Y no es el topo que busca el Hospital Clínico por informar a una funeraria sobre los pacientes en estado crítico. Al igual que tiene que fastidiar bastante eso de que el Defensor del Pueblo investigue por qué los lunes y los viernes hay menos juicios, ¿por qué creen ustedes? Y veremos si paran los ataques a la clerecía -¿se acuerdan ustedes de aquello que estudiábamos, mester de juglaría y de clerecía?-, el sacerdote José Luis Zurita agredido en su confesionario de Stella Maris, la iglesia del Rincón objeto de un ataque con pintada islamista incluida. Rita Maestre, la portavoz de la abuelita, gritaba ¡Arderéis como en el 36!, la muy culta no sabe que las iglesias no ardieron en 1936 sino en 1931.

Pero ahora de lo que se trata es de qué hace el alcalde de Málaga con Javier Ferrer, ¿sigue siendo el valido de la baronesa?, el caso es que ésta no puede asistir siempre a las reuniones del patronato porque Hacienda sigue de cerca los días que pisa suelo español, lo importante es que el museo perdió a su gran patrocinador y se esfumó la exposición de Antonio López. Las cuentas, amigo mío. Las de Podemos en sus aquelarres dicen que han sustituido el Rosario por las bolas chinas. Aquí se matan a navajazos. Laura Requena, Yolanda Sánchez y Berta Guerrero ya tienen la papela de expulsión por ir en las listas de Ahora en Común-Unidad Popular. Nunca hubo tanta izquierda pero nunca estuvo tan rota. Vargas contra Iglesias, el guerracivilismo en el mismo epicentro del Frente Popular. Bueno, es hora de deslizarse con Valéry por la suave rampa de La durmiente:

"¿Qué secretos quema en su corazón mi joven amiga,
alma de dulce máscara que aspira una flor?
¿Con qué alimentos vanos su ingenuo calor
logra este rayo de una mujer dormida?
Soplo, sueños, silencio, calma invencible,
triunfas, oh paz más poderosa que el llanto,
cuando la onda grave y la extensión de este sueño amplio
conspiran sobre el seno de una considerable enemiga".

cima@cimamalaga.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine