Cartas al director

15.11.2015 | 05:00

Sistema público de salud

Quisiera manifestar mi malestar por el nefasto funcionamiento del sistema público de Salud. Expongo el caso, para que sean conscientes de ello.

En marzo de este mismo año acudí con mi señora al Servicio de Obstetricia y Genecología del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga para una revisión tras un aborto sufrido un año antes. El facultativo que nos atendió (de manera exquisita) nos indicó que sería necesario realizar unas pruebas a los dos porque llevábamos un año sin que se produjera un nuevo embarazo. Las pruebas consistían en una serología, REM y analítica de sangre y Grupo y RH para mí; y una serología y analíticas hormonales para ella. Se nos indicó que realizásemos las pruebas lo antes posible, y que recibiríamos la citación para la interpretación de los resultados vía correo ordinario.

Por fin llegó la citación, para el día 10 de septiembre. ¿Es lógico o normal una tardanza de 6 meses para ello? Se ve que sí. Entendemos la saturación del servicio. Al cabo de unos meses volvimos a recibir otra cita, anulando la anterior, para el día 12 de septiembre. Haciendo cuentas, ya vamos por 8 meses de espera. Esto ya es lamentable. Pero no queda ahí la cosa. Aún podía empeorar.

Acudimos hace unos días a la cita, después de 8 meses de angustias, y cuál fue nuestra sorpresa que nos comenta el doctor que de las tres pruebas que me solicitó, solamente tenía volcada en el ordenador la serología. O sea, que después de 8 meses de espera, de tener que pedir una tarde en el trabajo tanto mi mujer como yo (tal y como está el entorno laboral) no hacemos nada.

Quisiera recalcar que la atención y el trato de doctor fue inmejorable, pero alguna persona del Hospital Materno Infantil de Málaga (donde se entregaron las muestras), que cobra su sueldo con los impuestos míos y de mi mujer, no hace su trabajo y deja a una pareja quién sabe cuanto tiempo más angustiada.

Es lamentable, vergonzoso, irritante que tengamos que pagar nuestros impuestos para ésto. Atentamente, un contribuyente más.
Abel García. Málaga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine