En corto

Dinásticos

27.11.2015 | 05:00

Coño, tras haber aplicado anteayer a la sesión Bertín-Sánchez mi infalible receta para enterarme sólo lo justo de lo que da la tele (no verlo entero), andaba dándole vueltas al asunto de la extraña relación surgida en vivo y en directo entre los dos varones. No sé qué dirá un psicólogo del significado de los cojines que uno y otro se calzaron sobre el regazo, como una especie de coquilla, pero dejemos eso. El caso es que de pronto caí en el parecido de Bertín con el Rey-Senior (no sólo en el físico), siempre tan paternal y colega con los presidentes socialistas, tan dispuesto a no verlos como enemigos de clase, tan comprensivo con el hecho de que, al retirarse, renuncien a un título para salvar la cara, y me dije que Bertín le había puesto a Sánchez la piscina de siempre y éste se había tirado sin pensarlo. Que quede en ella agua bastante para no estrellarse es lo que está por ver.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine