Cartas al director

05.12.2015 | 00:59

El timo de la precampaña electoral
Además de cumplir ciertos rituales litúrgicos, en una democracia la función de las campañas electorales es fijar un período de quince días anteriores a la jornada electoral, para que los partidos que se presentan intenten convencer al elector y recabar su voto. Pero en realidad, y salvo sucesos extraordinarios, no está demostrado que las campañas sirvan para convencer a nadie que no lo estuviera ya previamente; e incluso hay quien opina que pueden resultar hasta contraproducentes, provocando el hastío en el ciudadano por la saturación de propaganda electoral que recibe durante esos días. Con la idea de establecer una cierta igualdad desde la línea de salida, para que no gane necesariamente quien disponga de más pasta para gastarse, se controlan y limitan los gastos, y se reparten los espacios de propaganda electoral en los medios de titularidad pública, según la representación que ya tenga cada partido. Sin embargo, todas estas supuesta garantías en torno a preservar cierta igualdad de una disputa en buena lid, se incumplen sistemáticamente desde hace años, pues cada vez más los candidatos de los principales partidos aparecen hasta en la sopa uno o dos meses antes de cada campaña, ya se trate de medios privados o públicos, en lo que se ha venido en denominar como precampaña. De esta bonita manera la igualdad queda burlada; pero eso sí, todos esos candidatos omnipresentes no pueden en precampaña solicitar directamente el voto o realizar actividades directamente encaminadas a la captación del sufragio, porque constituiría un delito electoral. Fascinante.
Miguel Ángel Loma Pérez
Fuengirola

Fundación Leones de Torremolinos
He observado hoy caminando por un callejón que da a la plaza Goya en Torremolinos que había varios cientos de personas agolpadas a las puertas de la fundación Leones en Torremolinos. Calculé que había 250 personas de distintos países y todos con el mismo objetivo que es llevarse una cesta llena con productos de primera necesidad. No sólo se me viene el alma abajo, sino también la moral y me revelo ante tantas necesidades injustas cuando veo en primera persona estos fracasos económicos tranformados en necesidades de productos básicos propias de una postguerra. El Gobierno nos quiere convencer de que este país tiene pie y medio fuera de la crisis un día sí y el otro también. Y yo le digo al Gobierno de la nación española y al Gobierno de la nacionalidad andaluza que el camino es largo y el túnel sigue siendo muy oscuro mientras se agolpan mayoritariamente las mujeres dando la cara para llevarse un mínimo indispensable a casa para poder sobrevivir. Me gustaría decirles especialmente a las familias andaluzas felices fiestas, feliz Navidad, feliz Año Nuevo y feliz epifanía. Mi escasez de recursos para ayudar a tantos me hace sentirme culpable también. Gracias a la Fundación Leones de todos los sitios por ayudar al que realmente lo necesita.
Bartolomé Florido Luque
Torremolinos

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine