Cultura

Los olvidados del boom

22.12.2015 | 05:00

Termina este 2015 con el bochorno de que Rocío Molina no estrenara entre nosotros, entre los suyos, Bosque Ardora, un montaje que paseó por medio mundo y por el que se embolsó un premio Max –aspiraba a cuatro en total; el show con más nominaciones en los galardones–. Es sólo un ejemplo de que esta ciudad que quiere ser sinónimo de boom cultural está desatendiendo muchos aspectos de lo que se denomina cultura. Y es que no hay una idea global, un plan maestro para lanzar a Málaga a la estratosfera cultural, sino un suma y sigue de iniciativas que, además, vienen de un lado muy concreto de la cultura, el de la exhibición artística. Esa focalización exclusiva en la plástica produce olvidos y desprecios supinos como el sufrido por Rocío Molina. A ver si ya pronto dejamos de ser todos expertos en arte, comisarios in pectore de vanguardismos plásticos y estudiosos del street art y hablamos de cultura en toda la extensión de la palabra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Crea tu propio Blog
Enlaces recomendados: Premios Cine